MI SOMBRA

“La vida es una buena foto en blanco y negro. 
Hay blanco, hay negro, 
y un montón de sombras en medio”

Karl Heiner


Y así fue como me sucedió, por muy increíble que os parezca, no se como se apostó a mi lado, sin separarse de mi desde que el sol apareció por el horizonte, no recuerdo muy bien el instante en el que se puso a acompañarme y os digo que fueron unas cuantas las veces en la que traté de despistarla pero ella me seguía y proseguía caminando a la par, por mi camino, conmigo por aquellos sinuosos senderos y fueron pocos los instantes en los que la perdí de vista y os confieso que respiré aliviado pensando ahora podré disfrutar de mi soledad, también pienso que igual era ella la que quisiese alejarse de mi para disfrutar en silencio de aquellos paisajes pero imposible, casi al instante volvía presurosa a darme alcance y yo me preguntaba, quien de los dos estaba más harto de la mutua compañía, huraña, poco parlanchina y rara, yo por mi parte os puedo decir que la primera vez que la vi la saludé y amablemente le dí unos buenos días que quedaron sin respuesta en aquel valle, varias veces después en el sendero volví a saludarla pero tampoco a mis saludos respondió, y también enmudeció ante todas mis preguntas dejándolas sin respuestas y para colmo a poco que yo acelerase el paso ella también lo aceleraba y si frenaba o paraba ella hacía lo mismo, por no hablaros de su envidia, si envidiosa porque cuando yo fotografiaba ella alzaba su cámara y cuando yo la posaba ella a la par hacía la mismo y así fue transcurriendo aquel día en el que me acompañó y no fue hasta que cayo el ocaso cuando al girarme me di cuenta de que ya no estaba y os confieso que en ese instante la eche y mucho de menos.

Carlos

Mi sombra no es muy grande y va siempre conmigo,
pero qué hacer con ella, yo nunca lo he sabido.
Es idéntica a mí, mide lo mismo de alto,
y salta junto a mí cuando a la cama salto.
Lo más raro que tiene es que crece a su modo,
no como hacen los niños, que es siempre poco a poco;
porque a veces se estira cual si fuese de goma
y es tan pequeña a veces que se esfuma y se borra.
No tiene ni noción de cómo juega un niño,
y encuentra mil maneras de ponerme en ridículo.
Se nota que es cobarde por cómo se me pega,
pero yo hago igual que ella: ¡me pego a mi niñera!
Un día muy temprano, antes de verse el sol,
salí al jardín: brillaba rocío en cada flor;
pero mi sombra vaga, dormida y haragana,
no se vino conmigo y se quedó en la cama.

Comentarios

Laura. M ha dicho que…
Un gran B/N. Buen disparo le hiciste de esa sombra amiga que siempre está a nuestro lado.
Que pases una buena Navidad ♥.
Un beso.
El tejón ha dicho que…
Tu y tu propia sombra, buena compañía.
Un abrazo,Carlos.
VENTANA DE FOTO ha dicho que…
Siempre está a nuestro lado y si estamos atentos podemos escuchar cómo nos advierte de los posibles peligros.

Mis mejores deseos para estos días de Navidad.

Besos
CARLOS ha dicho que…
Laura M, no había manera de pillarla y pensé a lo mejor no le gusta el color y la pillé en B/N. Feliz Navidad también para ti Laura. Un beso.

El tejón, no es que hable mucho, pero no esta nada mal. Un abrazo Jesús.

Ventana de foto, en todo el camino no me la pude quitar de encima, pero sabes, cuando se fue la eche y mucho de menos. Cuanta razón tienes Antonia. Feliz Navidad para ti y los tuyos. Besos.