VIDA


Después de todo, todo ha sido nada,

a pesar de que un día lo fue todo.

Después de nada, o después de todo

supe que todo no era más que nada.

Grito «¡Todo!», y el eco dice «¡Nada!».

Grito «¡Nada!», y el eco dice «¡Todo!».

Ahora sé que la nada lo era todo,

y todo era ceniza de la nada.

No queda nada de lo que fue nada.

(Era ilusión lo que creía todo

y que, en definitiva, era la nada.)

Qué más da que la nada fuera nada

si más nada será, después de todo,

después de tanto todo para nada.


José Hierro

Comentarios

Travel France Online ha dicho que…
Hi Carlos, Just to say hello and admire this lovely mountain flower. Best wishes Dee
Conchi ha dicho que…
Hola Carlos, siempre me costó entender alguno de los poemas de José Hierro y este es un de ellos.
Un abrazo.
El tejón ha dicho que…
Mi admirado José Hierro.
maluferre ha dicho que…
Es un pelín triste tu poema, pero muchas veces nos sucede eso, cuando pensamos que algo o alguien en todo para nosotros y llevamos un decepción se convierte en nada.
Preciosa tu imagen, ya sabes que mi debilidad son los fotos de flores.
Besines collaciu.
Maria ha dicho que…
Vaya maestro,cómo juega con las palabras!
Parece que no dice nada,y en realidad,lo dice todo.
Bicos, Carlos.