CALMA


"Cuando mis pensamientos están ansiosos, inquietos y malos, me voy a la orilla del mar, y el mar los ahoga y los manda lejos con sus grandes sonidos anchos, lo purifica con su ruido, y impone un ritmo sobre todo lo que en mí es desorientado y confundido.”

Rainer Maria Rilke


Este silencio,

blanco, ilimitado,

este silencio

del mar tranquilo, inmóvil, 


que de pronto

rompen los leves caracoles

por un impulso de la brisa,



se extiende acaso

de la tarde a la noche, se remansa

tal vez por la arenilla

de fuego,

la infinita

playa desierta,



de manera

que no acaba,

quizás,

este silencio,

Nunca?


Eliseo Diego

(La Habana, 2 de julio de 1920-México DF, 1 de marzo de 1994)




Comentarios

miradasdesdemiobjetivo ha dicho que…
Son beneficiosos los efectos que provoca el mar sobre nuestro organismo. Tan solo con tenerlo delante notamos un efecto muy relajante.

Son afortunadas las personas que viven cerca de él y pueden gozar a menudo de tan buena compañía.

Besos