MUERTE Y VIDA











La noche llenó de tragedia aquellas montañas, un pequeño ternero se despeña ladera abajo, aparentemente sale corriendo y nada hace presagiar el destino que le espera, la luna ilumina las montañas y con ella desciende lentamente hacía las verdes praderas, allí pasará la noche, acompañado de su madre y el rebaño, las heridas internas le irán minando a lo largo de la noche y las primeras luces del amanecer lo muestran tendido en el verde manto, su madre muge a su alrededor, seguramente piensa que aún duerme, aunque un sentido le dice que algo va mal, aquel bullicioso ternero que correteaba a primera hora de la mañana, yace muerte, lentamente el cielo se va cubriendo de azules, de azules y de unas aves que esperan, dan vueltas alrededor, esperan, no hay prisa cuando hay hambre, las horas van pasando y la madre y el resto del rebaño ya hace tiempo que abandonaron el cadáver del ternero, yace a lo largo, sin vida, se posan los primeros cuervos, tienen más prisa, lentamente van posándose los buitres y se inicia el festín, de la muerte surge la vida, la naturaleza inicia una vez más su ciclo, su muerte llenará de vida los cielos que cubren las montañas y en pocas horas ya no quedarán más que los restos de las plumas de buitres, cuervos y alimoches en el espacio que cubrió su pequeño cuerpo.






Comentarios

VENTANA DE FOTO ha dicho que…
Un hilo muy fino separa la vida y la muerte, en cualquier momento se puede romper.

Besos
Sara ha dicho que…
Impresionante, nosotros con buitres hemos vivido escenas que dejan el alma sobrecogida, en unos momentos desaparece todo, son carroñeros de los de verdad...y necesarios en la cadena alimenticia...fotazas , maravilloso reportaje.
Mi abrazotedecisivo