LA MIRADA DEL CARACOL


¿Cuándo vino tan cerca de mí este caracol?

Kobayashi Issa





Mi mano descendió sobre aquella piedra que tenía que subir y que la inclemente lluvia se encargaba de humedecer aún más convirtiéndola en un obstáculo casi insalvable para mi, al posar mi mano una vez más lo vi, descendiendo lentamente colina abajo, bueno piedra abajo aunque supongo que para él aquella piedra fuese como una enorme colina, le mire y pensé que curiosamente era yo el que resbalaba en la piedra mientras él se mantenía adherido a ella y fue en otro intento en el que mi orgullo herido quiso una vez más subir cuando lo vi, lo vi que me miraba asombrado como diciendo: "¡¡¡pero a donde vas!!!".




Comentarios

VENTANA DE FOTO ha dicho que…
Siempre viajando con su casa a cuestas buscando los brotes más tiernos.

Besos