DEJAR QUE LLUEVA


"Cuando llueve comparto mi paraguas, si no tengo paraguas, comparto la lluvia".

Enrique Ernesto Febbraro



Me resultó extraño verla allí tan tranquila disfrutando bajo aquel aguacero, instantes antes comenzaron a caer aquellas gotas que como si de bombas se tratase comenzaron a despoblar unas calles llenas de gente, carreras en la búsqueda de algún lugar en el que guarecerse, solo unos pocos, los más previsores comenzaron de desplegar sus paraguas, embelleciendo aún más aquel entorno en el que ella se encontraba, hasta que solo quedó ella, ensimismada en la contemplación de aquel goteo, disfrutando tranquilamente de aquella precipitación que para otros parecía el más de los abismos en el que jamás se hubiesen encontrado, la palabra llueve comenzó a deslizarse de boca en boca de cada uno de los que se asomaban en los portales, pensando tal vez que los que allí nos encontrábamos desconocíamos que era aquello que caía de los cielos; lentamente el agua se apoderó de todo lo que tocaba haciendo inútil cualquier intento de cubrirse con algo, solo ella entre los que allí nos encontrábamos parecía disfrutar de aquellos momentos, compartiendo con la lluvia aquel momento, porque como dijo Henry Wadsworth "lo mejor que uno puede hacer cuando está lloviendo es dejar que llueva".



Comentarios

VENTANA DE FOTO ha dicho que…
No vendría mal esa lluvia por el Sur. Me gusta esa imagen junto a su buena reflexión.

Besos