LA CARRERA DE DOS REBECOS




"Pero la vida está aquí, y el precio de la libertad es la soledad, y el precio de ser pájaro la esclavitud del viento.Y a veces sueño con una casita en el campo y un príncipe azul. Pero en el fondo sé que no puedo; me falta valor para afrontar la vida cotidiana, la rutina de un trabajo o el compromiso de un amor; nací pájaro y miro con envidia a la gente que es feliz en tierra, como el rebeco mira con nostalgia el vuelo de las águilas". 

Extraído de "Bájame una estrella" libro de Miriam García Pascual



Asciendo sumergido en la inmensidad del paisaje que me rodea, el valle se van alejando de mi mirada y el desnudo bosque otoñal ya hace tiempo que lo he sobrepasado, el paisaje se embellece, la piedra emerge en un horizonte tan cercano que si alzo mi mano lo toco, los verdes prados aparecen salpicados de los marrones que han dejado los helechos que ya dormitan a la espera del duro invierno, camino sin más prisa que la que me marca el duro ascenso, con lentitud me elevo sobre la inclinada ladera en la que asciendo, a mi derecha las aguas de un arroyo rompen el silencio que me rodea, un águila sobrevuela lentamente las laderas, el paisaje juega a sorprenderme, detengo mis pasos en este mundo de soledad que disfruto y siento, el viento tararea una canción mientras golpea mi cara, el camino se llena de pisadas que reconozco, sobre la ladera los veo detenidos mirando al cielo, comen, se paran, miran, sin ni siquiera mirarse inician una alocada carrera ladera abajo y de nuevo se detienen, alzan la cabeza y contemplan su mundo de libertad.

Carlos


Comentarios

VENTANA DE FOTO ha dicho que…
Es maravilloso verlos correr en libertad y muy afortunado el qje puede verlos.

Besos
El tejón ha dicho que…
Estas imágenes no tienen precio.
Un abrazo.