PIEDRA SECA


 “Sin la tradición, nuestra vida sería tan inestable
como un violinista en el tejado”.

Norman Jewison "El violinista en el tejado"


No tengo muy claro el día que la vi por primera vez, lo que si se es que ya de eso ha pasado bastante tiempo, siempre me gusta desviarme del camino y bajar un poco por el prado hasta encontrarme con ella, allí en la majada con su melena al viento, sigue su lucha incansable contra el tiempo y los elementos; la única superviviente de un hermoso conjunto de cabañas en la majada de Caldes en el Parque Natural de Ponga, hoy ya Reserva de la Biosfera. Una de esas construcciones herencia de nuestros antepasados que fue construida con la técnica de la piedra seca, levantando la pared sin usar ningún tipo de argamasa o mortero, aprovechando el peso de la piedra para estabilizar y dar solidez a la pared. Piedras que no eran modificadas, usadas tal cual fueron encontradas, por manos expertas que las conjugaban, manteniendo un vínculo con el entorno donde eran construidas, manteniendo una estrecha vinculación con la naturaleza.

Y así piedra sobre piedra se levantaban las paredes, seleccionando las partes más lisas de la piedra para la parte externa y las más irregulares mirando al interior de la construcción. Como tejado se colocaban también piedras, conocidas como llábanas (bloques de piedra planos y no muy gruesos). En ella se asienta ahora la cubierta vegetal que vemos en la fotografía, el musgo que aún la embellece más y la hierba que crece en su superficie.


Como aquella primera vez, sigo deteniéndome cada vez que paso, muchas veces elijo deliberadamente su entorno para detenerme a comer, o a contemplarla. Es tal su mimetismo con el lugar donde fue construida que si pasas por el camino que va a la collada ni si quiera eres consciente de que se encuentra allí. La hermosa cabaña de Caldes.




Comentarios

Trini Altea ha dicho que…
Magnificas fotos, me gusta tu publicación. Feliz jueves.
Jesús Castellano ha dicho que…
Bonitas fotos, Carlos, este tipo de casas construidas solo con la piedra me encantan,y rodeada de ese paisaje...una pasada.

Saludos.
MoniRevuelta ha dicho que…
Cualquier día me iré a un hogar así....esa sí que sería una "lotería"...
Un fuerte abrazo, Carlos!!
ANRAFERA ha dicho que…
Bonitas fotografías complementadas con el texto. Bello lugar.
Saludos y feliz fin de semana.
Ramón
CARLOS ha dicho que…
Muchas gracias Trini, un abrazo y feliz fin de semana.
CARLOS ha dicho que…
Yo soy un enamorado de ellas, cuanto trabajo en esas construcciones y una pena que muchas se estén perdiendo por el abandono. Un abrazo y muchas gracias Jesús.
CARLOS ha dicho que…
Con esa intención paso yo deliberadamente, un día me quedaré. Un enorme abrazo para ti amiga. Besos.
CARLOS ha dicho que…
Muchísimas gracias Antonio, un abrazo fuerte y feliz fin de semana también para ti.
El tejón ha dicho que…
Precioso lugar, buenas fotos y recuerdos de otros bodegos por otros lares, y lo bien que sientan las viandas apoyados en esas piedras.
Un abrazo,Carlos.
Belén Menéndez Solar ha dicho que…
Preciosidad de entrada, querido Carlos. La técnica de la piedra en seco está propuesta para su inclusión dentro del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco pero de nada servirá si cada año caen y caen más edificios sin más cuidadores que el abandono y el silencio. Gracias por seguir enseñándonos tanta belleza.
CARLOS ha dicho que…
Un lugar muy especial para mi, vaya que si que sientan, buenos recuerdos tenemos de ello mi querido amigo. Un abrazo muy fuerte para ti Jesús.
CARLOS ha dicho que…
Cuanta razón tienes Belén, ese patrimonio que hemos heredado se ha ido cayendo piedra a piedra y cuando llegue la protección ya no quedarán muchos en pie. Gracias a ti por tu comentario, un beso mi querida amiga.