UN PASEO CON LAS NUBES





Llevaba ya un buen rato tirado en aquella verde hierba, bajo aquel enorme árbol que ensombrecía mi tarde, las nubes galopaban silenciosas mientras las páginas de libro por el que viajaba se iban almacenando en mi memoria....



... mi pensamiento viajaba en aquellas nubes antes blancas y ahora iluminadas por el ocaso de un sol que desvanecía en la montañas, mientras ellas radiantes de color decoraban ese azul que las envolvía...



.. ni que decir tiene que el libro reposaba sobre aquella hierba fresca y verde sobre la que yo también me encontraba y mi vista se clavaba en ese galopar de miles de pequeñas nubes que se agolpaban para ser iluminadas...



... comencé a imaginar cada una de aquellas formas mientras las contemplaba y por mi mente pasaron, dragones, aves, reptiles y otras extrañas formas caprichosas, que inquietud la de aquel cielo... 



... levante mi mano, cerré uno de mis ojos, creo que el derecho y mis dedos tocaron cada una de sus formas, jugando a moverlas en aquel cielo azul....



... el tiempo no quiso detenerlas y ellas siguieron surgiendo mientras la noche caía sobre aquel verde prado y mi libro y yo nos cubríamos de sombras, menos mal que el hombre que esta en todo iluminó con su luz aquel espacio que las nubes llenaron de color.


Comentarios

La Biosfera de Lola ha dicho que…
Bonito paseo Carlos, besos.