CASCADA DE SAN ESTEVO DO ERMO




Nos encontramos en la provincia de Lugo, más concretamente en el municipio de Barreiros y aprovechando que este verano es bastante lluvioso nos vamos a acercar a descubrir una cascada que tenía ganas de conocer, la cascada (fervenza en gallego) de San Estevo do Ermo. Dejamos la N-634 en el pueblo de San Cosme para coger la LU-P-6103, veremos un cartel que nos indica la cascada y subir por ella atravesando la Fraga (bosque) da Falcoeira hasta un desvío a mano derecha (indicado) para entrar en un recorte de la antigua carretera. Desde este lugar descenderemos algo más de un kilómetro por una pista de tierra en buen estado que nos llevará al fondo del valle por donde discurre el Rego de San Estevo que cruzaremos. Hay que decir que no hay muchos lugares donde dejar el coche, bien arrimado para facilitar el paso de otros vehículos por estas pistas. La lluvia caída durante este verano ha enverdecido aún más un lugar hermoso, subimos por el río hasta la ermita, San Estevo do Ermo (foto superior) una pequeña que data S. XVIII aunque fue reformada en el año 1.992, aunque en un pilar de su fachada principal figura una tablilla que dice “Capela Sto. Estevo do Ermo. Sec IX”, que hace referencia a una antigua Capilla de ese siglo que hubo en este lugar.


La ruta muy corta hasta la cascada es circular, se puede realizar siguiendo las aguas del Rego de San Estevo o subiendo por la fraga (bosque) del mismo nombre. Decidimos subir primero por el bosque y disfrutar de este entorno plagado de preciosos ejemplares de robles, castaños, avellanos, sustituyen a los eucaliptos que encontramos descendiendo por la pista; el camino va ascendiendo pegado a la pared de la montaña, al poco de cogerlo pasaremos por la Fonte (fuente) de Santa Rosa, que dicen que su agua tiene poderes curativos; la senda algo embarrada por las lluvias caídas por la noche se encuentra perfectamente indicada y presenta algunos tramos con pasarelas de madera y escalera (foto superior).


Llegaremos a la parte superior de la cascada, allí veremos como el río se precipita en caída vertical hacía el valle, cuenta la leyenda que en las piedras laterales de esta casada quedaron impresas las huellas del caballo de Santiago al rebasar el valle de un salto cuando escapaba de los moros. Cruzamos un puente y encontramos que en algunos de los árboles cuelgan pañuelos y un cartel que prohíbe dejar papeles y plásticos, nos dicen que aquí los peregrinos que llegan dejan su pañuelo, aunque con la crisis comenzaron a llenar los árboles de papeles y plásticos, de ahí el cartel de advertencia.


Descendemos por la piedra para tomar un camino a nuestra derecha y bajar por unas escaleras que nos descienden hasta un nivel intermedio de esta preciosa cascada de unos doce metros de altura, un pequeño mirador muy cercano a ella nos permite comprobar la fuerza con la que desciende el agua. Seguimos descendiendo ya hasta la parte inferior de la casada que nos permite contemplarla en toda su amplitud (fotografías 3 y 4), bella, muy bella, con esa cola que va formando mientras choca contra la roca de color negro, en una pequeña cueva a la izquierda de la cascada se encuentra ubicada una pequeña virgen. Nos quedamos boquiabiertos con este paisaje, los helechos, el musgo, la humedad que hace que broten setas en su orilla. 


Da pena abandonar un lugar así, ahora descendemos siguiendo el curso del Rego de San Estevo ya aprovechando para disfrutar de la belleza del paisaje, del río y de las pequeñas cascadas que nos deja hasta llegar nuevamente a la ermita. Una ruta muy corta pero de increíble belleza, el entorno es espectacular, un remanso de paz en estas bellas tierras de la Mariña lucense. Y como siempre os dejo una canción y en esta ocasión os dejaré una del grupo gallego Fuxan Os Ventos que se titula "Galicia". Cuanta belleza guarda esa tierra gallega.

Ver más fotografías de la Cascada de San Estevo




Comentarios

Jesús Castellano ha dicho que…
Bello lugar, Carlos, para perderse por ese sendero, la cascada pone la "guinda".Bonito reportaje fotográfico y vídeo.

Saludos
Unknown ha dicho que…
Un buen paseo Carlos, las imágenes son magníficas, es increíble esa variedad de tonalidades verdes que llenan todo.
Un abrazo
VENTANA DE FOTO ha dicho que…
Que maravilla de cascada!...hasta parece que siento su frescor.

Besos
La Biosfera de Lola ha dicho que…
Precioso Carlos y bonitas fotos, besos.