ABUBILLA


Upupa epops


Amanece en el Marjal de Almenara (Castellón), el rumor de las olas acompasa este precioso amanecer, acompañado por el trinar de muchos de los pájaros que viven en este Marjal protegido y que pertenece a la Red Natura 2000. Un lujo caminar a estas horas por los senderos que discurren entre los cañaverales donde podremos disfrutar de la contemplación de muchas especies de aves, entre ellas de varios ejemplares de Upupa epops, que además de contemplar tuve la fortuna de fotografiar y grabar en un pequeño vídeo.


 La inconfundible abubilla presenta tonos ocres en la mitad anterior de su cuerpo con listas negras y blancas en la mitad posterior del dorso. La única diferencia entre la hembra y el macho es que este tiene el pecho de color anaranjado mucho más intenso que el de la hembra. Luce en su cabeza una llamativa cresta, de color ocre y con las puntas negras, que despliega al posarse, cuando se muestra inquieta o durante el cortejo. Pico largo y ligeramente curvado, y una cola amplia y negra, atravesada por una banda blanca. En vuelo presenta alas blanquinegras, muy anchas y redondeadas. Su canto es un característico up-pu-pu-pu, grave y de largo alcance. En momentos de excitación emite también un grito áspero y ruidoso: schiir.


Podremos encontrarla desde el nivel de la mar hasta los mil metros de altura preferentemente en zonas boscosas abiertas, como dehesas de encinas, alcornoques, robles melojos, fresnos, etc. Se alimenta sobre todo de las larvas y pupas de insectos que se encuentran enterrados o entre la hojarasca buscando el alimento sondeando con el pico en el suelo. Se reproduce a mediados del mes de mayo, comenzando con la búsqueda de un lugar para anidar (hueco en un árbol, muro o edificación abandonada), cuando lo tienen macho y hembra comienzan a limpiar el interior del nido, para después construir un lecho de hojas y hierbas. La puesta consta de siete a diez huevos, incubados sólo por la hembra por un periodo de entre diecisiete y veinte días. La hembra también es la encargada de cebar a los pollos con la comida que le trae el macho. Pasados veintiséis a veintinueve días, los pollos abandonan el nido, entre finales de julio o principios de agosto.


 Se encuentra incluida en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial.

Fuente: SEO/BirdLife


Comentarios

La Biosfera de Lola ha dicho que…
Que suerte poder verlas Carlos. hace años aquí se veían bastantes, ahora hace años que no veo ninguna. Besos.
VENTANA DE FOTO ha dicho que…
El otro día por Córdoba, me encontré con un bello ejemplar de estas aves. Ella desapareció volando, al ver que me acercaba.

Besos
Unknown ha dicho que…
Buen reportaje Carlos, sensacionales las imágenes y el vídeo.
Un fuerte abrazo
fany sinrimas ha dicho que…
Hace tiempo que no veo abubillas, así que me ha hecho ilusión verlas en tus fotos y leer el texto, siempre tan didáctico del que se desprende la emoción del momento y eso le hace llegar al corazón del lector.

Te deseo un verano rodeado de flores, bosques, montañas y bichitos.

Un abrazo.