EL LUPANAR DE `POMPEYA


La palabra “lupanar” proviene de “lupa” que quiere decir “loba”. En la antigua Roma a las prostitutas se las llamaba “lupas” y el lugar en el que trabajaban “lupanar”.


Pompeya tiene muchos lugares que visitar y que descubrir, pero llama poderosamente la atención que el lugar más visitado por los turistas sea el Lupanar, descubierto en el siglo XIX y cerrado al público hasta el año 2.006, el lugar donde las prostitutas prestaban sus servicios en la Pompeya que quedó sepultada por la violenta erupción del volcán Vesubio el año 79 después de Cristo.


El edificio se encuentra situado en la zona más antigua de la ciudad, muy cerca al lugar donde se encontraban baños, tabernas y posadas. De pequeñas dimensiones lo que llamará nuestra atención al entrar serán las escenas eróticas pintadas en la parte superior de las puertas de las habitaciones, en ellas se muestra a parejas en diferentes posturas sexuales, estas pinturas no tenían fines decorativos sino más bien se trataba de una especie de catálogo que el cliente usaba para elegir la "especialidad" de la persona que se encontraba dentro de ese cuarto. 


En la habitación había una cama, pegada a la pared y construida de ladrillo y sobre ella se colocaba un colchón que era el lecho para los amantes. En las paredes se pueden leer inscripciones dejadas por clientes y por las mujeres que trabajaban allí: frases, nombres de las prostitutas o de sus acompañantes. 


La planta superior del lupanar estaba destinada a los clientes más acaudalados y gozaba de una entrada independiente a la que se accedía por una escalera. Ésta daba a una balconada en la que habían diferentes puertas por las que se entraba a las habitaciones de este piso. Eran más grandes y estaban más decoradas que las de la planta baja.


Las prostitutas del lupanar eran esclavas procedentes de tierras exóticas con las que el leno (el propietario del negocio) obtenía mejores rendimientos. Un servicio normal podría oscilar entre los seis u ocho ases, es decir, dos sestercios (una copa de vino costaba un as) y se colocaban en la entrada a la sala, con el nombre de la mujer; Usaban mucho maquillaje y túnicas de seda de colores brillantes. Registraban su oficio en un cuaderno, en presencia de un magistrado y se resignaban a vivir entre los niveles más bajos de la sociedad, junto con los gladiadores y los actores.



Comentarios

Beatriz Martín ha dicho que…
Hola Carlos gracias por compartir parte de la historia ni idea que Lupa proviene de loba y las pinturas que muestran toda una riqueza gracias por compartir un beso amigo desde mi brillo del mar
VENTANA DE FOTO ha dicho que…
No sabía lo que significaba esta palabra, ahora cuando la escuche, ya conozco su significado.

Besos
Unknown ha dicho que…
Buen reportaje Carlos, muy bien ilustrado y muy instructivo.
Gracias , un fuerte abrazo
Conchi ha dicho que…
Sí que había leído algo sobres lo que eran los lupanares en esa época. Gracias por tu aportación Carlos.

Un abrazo de Espíritu sin Nombre.
ANRAFERA ha dicho que…
Muy interesante. Me ha gustado mucho, pues desconocía el significado de esta palabra.
Gracias CARLOS.
Un abrazo.
Ramón
Mara ha dicho que…
No sabía de donde venía "lupanar". Los decorados una pasada a pesar del tiempo transcurrido. Tengo que visitar Pompeya sí o sí. Gracias. Saludos.
alfonso ha dicho que…
·.
En mi visita a Pompeya (y Herculano) no tuve la oportunidad de visitar el lupanar. Fue antes de 2006. Aparte de disfrutar de tu post, disfruto del recuerdo que me traes.
Eres muy didáctico.

Un abrazo C y M

La Mirada Ausente · & · Cristal Rasgado