LAS REINAS DEL BOSQUE



“La tierra ama nuestras pisadas, y teme nuestras manos”

Joaquín Araújo





La impresionante y sorprendente aparición de los machos descendiendo de la ladera de la montaña y su alocada carrera por encontrar un lugar en el que resguardarse de nuestras miradas ya había sido un contrapunto a un buen día de montaña, nuestro camino desciende lentamente al valle enverdecido por las recientes lluvias y la nieve caída los días pasados. Seguramente todos habéis tenido alguna vez esa sensación de sentirse observado y al alzar la vista habéis comprado que alguien os miraba, esa misma sensación tuve yo al recorrer el valle y al alzar mi mirada puede contemplar como en ambas laderas ellas, las verdaderas reinas de los bosques asturianos nos observaban, con esa tranquilidad pasmosa que da la distancia, disfrutando de un precioso y soleado día de invierno. Y allí por docenas fuimos dejándolas en la ladera y dibujadas en un intenso cielo azul, mientras nuestros pasos continuaban valle arriba y de vez en cuando nuestras miradas retrocedían para seguir disfrutando de la belleza de las reinas de nuestros bosques.


La canción que acompaña a este vídeo es de Mike Oldfield y se titula "Serpent dream"

Comentarios

Jesús Castellano ha dicho que…
Muy emotivo tuvo que ser ese paseo contemplando esos animales en libertad. Bonito video.

Saludos.

Unknown ha dicho que…
Un precioso paseo Carlos, tenías buena compañía.
Un abrazo
Conchi ha dicho que…
Precioso el vídeo y la música de Mike Oldfield, he disfrutado mucho de esas bonitas imágenes.

Un abrazo de Espíritu sin Nombre.
Sara ha dicho que…
Simple y llanamente delicioso, esa música... y tu voz llena de emoción por esa sensación de que ellos te miran...has conseguido trasladarme en el tiempo a esa zona y ver lo que tus ojos vieron y tu corazón sintió.
Ya sabes que está pendiente fin de semana allí, apunta.
Abrazotedecisivo amigo, y hasta ya mismo.
fany sinrimas ha dicho que…
Hola, Carlos.Me encanta tu amor por la Naturaleza, tu forma de tratarla y de trasmitirnos su belleza.

Un abrazo.