PORTIZUELO


"Mi vida en la aldea me hizo entusiasta observador de la naturaleza desde muy niño, y mis andanzas por las escarpadas playas de las cercanías me hicieron enamorarme de la misma. Durante la bajamar pasaba las horas muertas observando la enorme variedad de vida animal y vegetal que poblaba los innumerables pozos formados al retirarse el mar en las oquedades de las rocas. Tal vez fuese éste el despertar de mi futura afición a la biología" 

Severo Ochoa



Portizuelo es una playa de doscientos veinte metros de largo y de cantos rodados que se encuentra en el municipio de Barcia en el Concejo asturiano de Valdés. La playa de una singularidad especial y de gran belleza paisajista se encuentra en el entorno del Paisaje Protegido de la Costa Occidental asturiana. Accedemos a ella desde el pueblo de Barcia por una estrecha carretera que finaliza unos metros antes de la entrada a la playa, para ello desde la iglesia de San Sebastián iremos tomando todos los desvíos a nuestra izquierda hasta que ya encontremos indicadores que nos llevarán hasta la playa.



El elemento más espectacular de esta playa es la singularidad de la roca conocida como "Óleo Furau"  o Piedra del Óleo ya que muchos son los pintores que se acercan hasta esta playa para plasmarla en sus lienzos. También es conocido que Severo Ochoa, premio Nobel de Fisiología y Medicina en el año 1.959 la tenía por uno de sus rincones favoritos, en Villar el otro lugar por donde se puede acceder por la playa, en la casa conocida como Villa Carmen, vivió durante su niñez.



La playa abierta hacía la mar Cantábrica y expuesta a su fuerte oleaje deja buenas muestras de la preciosidad de los cantos cuarcíticos que la forman y de las rocas de formas arbitrarías que se encuentran en ella. La playa también es conocida con el nombre de Las Maruyas, ya que en esta playa las mujeres de las aldeas cercanas tenían la costumbre de bajar a la mar para bañarse vestidas y eran conocidas como las "maruyas".



El "Óleo Furau"  o Piedra del Óleo tiene un cierto parecido con la máscara usada por Sauron uno de los personajes de "El Señor de los Anillos".



Para el disfrute completo de esta playa se ha de ir con marea baja, al bajar la marea podremos adentrarnos en la cercanías del impresionante Oleo Furao, siempre teniendo cuidado de no resbalar en la mojadas rocas y teniendo la precaución de volver antes de que suba ya que con marea alta (como en estas fotos) los accesos son imposibles.

"Óleo Furau"  o Piedra del Óleo


Comentarios

El tejón ha dicho que…
Un rincón bellísimo de tantos como tiene la bella costa asturiana.
Gracias por descubrirlo.
Un abrazo.
Unknown ha dicho que…
Preciosa playa y preciosas imágenes.
Un abrazo Carlos.
MoniRevuelta ha dicho que…
Que maravilla. ¿Y se pueden llevar perros?...Seguro que ahora en otoño sí :)
El contacto con la naturaleza que me inculcaron mis padres desde muy pequeña, influyó sin duda de igual forma en mi gusto por la biología y la naturaleza en general.
Gracias Carlos,
un gran abrazo!
VENTANA DE FOTO ha dicho que…
Lo que más me gusta es esa piedra del Óleo, es una belleza que emerge del mar.

Besos
Sara ha dicho que…
IMPRESIONANTE, PRECIOSA; me la apunto...con lo que estoy necesitando la playa...me parece una maravilla, esa Asturias occidental también bellísima.
Imágenes que me envuelven amigo, mi abrazotedecisivo
Sanclagones ha dicho que…
La conozco muy bien y es preciosa, yo bajo desde Villar, y subo por Barcia, los dias en que me quedo en Luarca por mi trabajo, una playa en la naturaleza aun sin explotar turisticammente, cosa que se agradece para poder contemplarla tal y como es.
Un saludo.
Jesús Castellano ha dicho que…
Bonitas fotos marinas, Carlos, son fiel testimonio de la belleza del lugar.

Saludos.
Belén Menéndez Solar ha dicho que…
¡Precioso rincón esa playina llena de bellezas!. Hace un montón de años tuve la suerte de ver por allí a Don Severo paseando solo por la orilla... Me acordé mucho de ti este fin de semana, tu querida Ponga estaba alucinante, sobre todo después de llover. Un fuerte abrazo.