CASTELO DOS MOUROS (SINTRA)



El Castelo dos Mouros (Castillo de los Moros) se situado a cuatrocientos veinte metros de altura en una de las cimas de la Serra de Sintra, fue construido por los árabes en el siglo VIII para proteger la ciudad desde esta alta cota fue cayendo en desuso con el paso de la historia hasta que Fernando II en el siglo XIX lo transformó en una atracción más de su singular palacio construido en otra de las peñas de esta sierra y conocido como Palacio da Pena. 


En el siglo VIII los árabes invadieron Portugal, en su conquista eligieron esta situación para construir un castillo que les permitiese ver el valle del río Tajo y proteger desde esta atalaya la ciudad de Sintra rica en campos de cultivo, este castillo llegó a ser mucho más importante que el situado en Lisboa. Alfonso VI capturó el castillo en el año 1.093, aunque solo pudo mantenerlo un año, fue reconquistado por los árabes que lo fortificaron aunque finalmente acabaron perdiéndolo definitivamente en el año 1.147. Los primeros reyes portugueses reforzaron las defensas, aunque finalmente fue perdiendo importancia y en el siglo XV fue abandonado.


Durante el año 1.636 sufrió un incendio que prácticamente acabo con el castillo y en el año 1.755 durante el terrible terremoto que asoló Portugal acabo definitivamente con los pocos restos del castillo, tan escasos que nadie consideró necesario reconstruirlo tras el terremoto. Olvidado y en completa ruina fue restaurado por el rey Fernando II, enamorado de la Edad Media ordenó reconstruir el castillo y pasaron a formar parte de sus enormes jardines del Palacio da Pena que recorrían gran parte de esta preciosa Sierra de Sintra. El conjunto de Sintra fue clasificado como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco en 1995.


El castillo con cuatrocientos cincuenta metros de perímetro asciende y desciende entre las rocas de la peña adaptándose perfectamente al terreno, las vistas desde sus almenas y murallas son realmente espectaculares, debajo del castillo el centro histórico de Sintra con el Palacio Nacional y sus enormes chimeneas como protagonista, en otra de las colinas de la Sierra el espectacular Palacio da Pena y desde lo alto de la Torre Real el Océano Atlántico en el que se puede distinguir el Cabo da Roca. 


Toda la muralla es recorrible en sus cuatrocientos cincuenta metros de extensión, presenta una doble cadena tanto interior como exterior y cinco torreones, cuatro de forma rectangular y uno circular, para llegar a la más elevada conocida como la Torre Real hay que ascender por una escalinata de quinientos peldaños. En el interior de la muralla hay otros elementos dignos de mención como son un gran cisterna en la que se captaba el agua de la lluvia, la puerta árabe de arco de herradura y las ruinas de una antigua capilla.


Ver más fotografías


Comentarios

Unknown ha dicho que…
Buen reportaje, muy bien documentado y con preciosas imágenes.
Un abrazo Carlos
VENTANA DE FOTO ha dicho que…
Lo que visité , cuando estuve en Sintra fue la la Quinta de Regadeira. Ese castillo lo divisé desde lejos, había otros palacios pero era imposible de verlos todos.

Besos
Vega H ha dicho que…
Lo vi desde el palacio da pena. Al castelo no nos dio tiempo a llegar😫. Una próxima vez, espero. Preciosas fotografías, Carlos. Un beso
Sara ha dicho que…
Pedazo reportaje, nosotros ya tenemos todo lo que nos aconsejastéis apuntado y bien apuntado.
Preciosa entrada, me ha gustado mucho.
Hasta pronto, hasta ya