UNA, DOS, TRES... MIL VECES


"Oyes el graznido de la última gaviota cerrando su pacto con el rumor dulce de la espuma, y tú, vas y vienes sobre la corriente con el alfabeto del mar entre tus manos".

Marlene Pasini

 Manolo Coia, “O soño do emigrante” 1.994. Faro de Punta Nariga - Malpica de Bergantiños- A Coruña



"Nunca veo salir un barco del canal o volar una gaviota por encima del banco de arena sin desear estar a bordo del barco o tener alas, no como una paloma, "para irme volando y descansar", sino como una gaviota, para meterme en el corazón mismo de una tormenta".

Lucy Montgomery



Nos retamos en la libertad que nos regalaban los horizontes infinitos, los inmensos y solitarios arenales, los agrestes acantilados, nos retamos en la mar, sus mar, como en tantas otras ocasiones que lo hicimos, ellas desplazando su grácil silueta  rompiendo el aíre mientras yo, yo solo lo sueño, entre vuelos y miradas la mar, las olas, la espuma, el golpeteo intenso contra las rocas, la libertad de desplazarse o galopar velozmente entre olas, espuma, rocas, playas, cortantes y salientes, acantilados, faros provocando en mi el deseo de seguirlas, una, dos, tres... mil veces.

Carlos


Comentarios

Unknown ha dicho que…
El eterno e imposible sueño.
Un abrazo Carlos
VENTANA DE FOTO ha dicho que…
Magnífica imágenes en un lugar maravilloso.

Besos
MoniRevuelta ha dicho que…
Que maravilla. Me encantan las gaviotas. No podría nadie haber captado todo lo que siento al verlas, como tú en esta entrada....Gracias, Carlos,
Un besazo!!
El tejón ha dicho que…
Cuanta belleza en las fotos,Carlos,y cuántas ilusiones y sueños se siguen viendo frustrados al iniciar el viaje todos los emigrantes.
Un abrazo.
Sara ha dicho que…
Ahora si que puedo decir que tengo mucha morriña de Galicia, me atrapó bien.
Abrazotedecisivo amigo