NACEDERO DEL UREDERRA


   La espectacularidad del paisaje y el entorno que desde el pueblo de Baquedano sigue el curso del Urederra hasta su nacimiento es de una belleza indescriptible, el azul turquesa de sus aguas, su transparencia, las cascadas y el entorno natural de un río cuyo nombre en euskera significa "agua hermosa", son inimaginables, una ruta corta, que los sentidos desean alargar intencionadamente en la que cuesta caminar, porque cada curva, cada rincón del río es un puro espectáculo visual. Espero que os guste.


   Llegamos a Baquedano recorriendo el impresionante Parque Natural de Urbasa-Andía, es un día de semana y en el amplio aparcamiento habilitado en este pequeño pueblo navarro apenas si hay un par de coches, el lugar esta protegido y al solo se puede acceder con un permiso (Solicitar aquí) ya que solo pueden acceder 450 personas al día. La ruta perfectamente indicada atraviesa este precioso pueblo del Valle de Améscoa con un sol que intenta calentar la mañana fría, la señales nos van guiando hacía la iglesia, el lavadero y el frontón del pueblo, finalmente nos sacarán al bosque, desde el camino contemplaremos el pueblo de Zudaire y la Sierra de Lokiz a nuestra espalda, un entorno especialmente hermoso.


   Pronto llegaremos a un cruce de caminos, de frente uno baja al río directamente, el otro va por el bosque, la primera intención es ir por el del río y volver por el bosque, finalmente volvimos por el río, como separarse de la belleza indescriptible de sus aguas. Comenzamos a descender por un tramo boscoso, en el que nos llega el rumor de las aguas del Urederra y por encima nuestra la Sierra de Urbasa, llama la atención la cantidad de pájaros que cantan en los margenes del camino, el entorno es espectacular, así llegaremos a una caseta, que supongo será un punto de información, cerrada. Cruzamos una portilla y contemplamos por primera vez el Urederra, el camino marcado, balizado y delimitado por un vallas o cuerdas, no tiene perdida, según he leído en un cartel es para preservar el entorno natural y proteger el río y su entorno de la degradación que suponen cientos y anteriormente miles de personas caminando por aquí.


   Son cientos los rincones que se acercan y se alejan del río, las hojas, el agua, el color, la transparencia, las raíces, las cascadas, son miles de postales, miles de rincones singulares cargados de una belleza espectacular, somos unos privilegiados, no hay nadie, disfrutamos solos de un entorno envidiable y lo hacemos lentamente, sin prisa, asomándonos a la belleza del agua, pronto nos encontramos con las primeras cascadas, las hayas impresionantes, con sus raíces sobre la tierra formando singulares formas por todo el camino... espectacular.


   Además de hayas contemplaremos ejemplares de encinas, robles peludos, fresnos, acebos, serbales, arces, olmos, sauces, avellanos, boj, enebros, tilos y algún tejo... y el río, siempre el río, con su rugir lento en su descenso y sus cientos de cascadas, pozas de agua espectaculares como el Pozo de la Fábrica o la del Tubo, rápidos espectaculares... cuesta caminar, me cuesta caminar, por mi me sentaría en alguno de esos rincones y me quedaría mirando la belleza del río, del bosque, de todo lo que me rodea....


   El camino asciende y desciende, en algún tramo el agua se precipita por el mismo y el agua que desciende de la sierra crea cascadas a ambos lados del mismo, así llegamos a una zona del recorrido que se encajona, ya llegando a la pared cortada del nacedero, cruzaremos un puente desde el que veremos el río cayendo para formar la cascada del tubo, espectacular, seguimos por barandillas, por escalones de madera hasta llegar a la cascada final conocida como Cascada del Elefante que surge de la Pared del Capellán, de las entrañas de la Sierra de Urbasa. Un lugar en el que hay que detenerse y mirar hacía los enormes paredones que tenemos en cima, el reino de los buitres, son muchos los que nos sobrevuelan, también ellos quieren disfrutar de la belleza del Urederra....


   Y desde allí hay que regresar recorriendo el Urederra ahora siguiendo el curso de sus aguas hacía Baquedano, y es que es un doble regalo volver a recorrer visualmente lo que ya hemos visto y hacerlo para seguir descubriendo rincones, llegará un momento en que podamos elegir ir por el bosque, pero lo siento por el, me atrae mucho más la belleza del río y sigo desandando mis pasos, volviendo a disfrutar de las hayas, de las raíces, de las hojas, del azul turquesa, de la transparencia de las aguas, de las cascadas, del canto de los pájaros, de mis pisadas y de la vista del pueblo de Baquedano al llegar en un invierno que parece primavera, porque ellas, las flores también estaban por la ruta, embelleciendo un lugar tan hermoso como es el Nacedero del Urederra, espectacular.


   Y al entrar nuevamente en Baquedano mientras descendemos por este bello pueblo navarro a mi mente se viene una canción de Miguel Ríos que se titula "Bajo la lluvía", otro trocito de mi corazón se ha quedado para siempre en este bello rincón del Parque Natural de Urbasa, al que sin ninguna duda volveré. Las fotografías no hacen justicia a la belleza de un lugar realmente sorprendente, ir y vedlo y me daréis la razón, Urederra es un lugar para verlo, no para contarlo, aún así espero que os haya gustado el reportaje y también como no, la canción de Miguel Ríos.



Ficha de la ruta

Lugar de salida: Baquedano (Navarra)
Lugar de llegada: Baquedano
Tipo de ruta: Lineal
Recorrido:  Parque Natural de Urbasa-Andía - valle de Améscoa
Km. recorridos: 9,95 km.
Desnivel acumulado: 274 metros
Tiempo total ruta:  04:38
Dificultad:  Muy fácil
Track del gps: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=12230189


Powered by Wikiloc

Comentarios

Jesús Castellano ha dicho que…
En esta ocasión esta ruta y tus fotos nos transportan a otro bello lugar, donde el rió y sus cascadas se erigen en parte muy importante en el atractivo de la zona.

Saludos.
Vega H ha dicho que…
Mira nada más donde andabas... en el agua bonita. Quiero mucho a mi tierra, Carlos y a la tuya, que ya sabes que pa´mi son la misma... pero ¡Como me gusta Navarra, por Dios!


Precioso post.

Un beso
A Casa Madeira ha dicho que…
Pedaço de paraíso.
Sara ha dicho que…
Cómo me gustó este viaje...Navarra siempre enamora...de los lugares más maravillosos de nuestro país, el Nacedero del Urederra.
Abrazotedecisivo