GUIRRIA

"Son jóvenes que visten pantalón blanco con franja encarnada, camisa blanca, largas polainas de paño negro y faja encarnada sobre la que ciñen ancho cinturón de cuero al que van sujetos algunos cencerros. Cubren la cabeza con una especie de cucurucho, largo hasta sesenta o sesenta y cinco centímetros, rematado con un rabo de zorro y formado por una o dos pieles de oveja blanca, que recubriendo totalmente el cucurucho, bajan simétricamente por el pecho y espalda hasta el epigastrio, a manera de escapulario. En la parte correspondiente a la cara llevan unas aberturas que se corresponden con los ojos, la nariz y boca del disfrazado, y otras correspondiéndose con las orejas. Las de éstas y las de la nariz y boca llevan cosidos, superior e inferiormente, unos trocitos de paño o bayeta de color rojo, que caen a modo de pequeñas cortinas que ocultan aquellos órganos"

Fausto Vigil





Las campanas de la iglesia tañen doce veces en el día de año nuevo, ya lleva tiempo pasando gente calle arriba y calle abajo, también pasan los mozos solteros con sus caballos, algunos al trote, otros galopando al viento de esta destemplada mañana del primer día del nuevo año, un viento gélido al que se une un tímido sol que aparece en el cielo cuando los más pequeños comienzan el desfile a lomos de sus burros, comienzan las carreras alocadas para coger posición, por la calle pasa el último mozo a lomos de su caballo y suena en el cielo el estallido del primer volador, a este le sucede otro en la parte baja del pueblo, la gente comienza a chillar: "guirria, guirria" y en la curva aparecen los primeros mozos a caballo, cerca de ellos el guirria ataviado con su traje a cuadros anaranjados y azules, su larga barba negra y su careta y sobre la cabeza el largo gorro, en su mano izquierda una larga vara de avellano y el zurrón con la ceniza, se lanza calle abajo besando mozas y lanzando ceniza a los que se encuentra y saltando, los mozos aguinalderos a lomos de sus caballos descienden alocadamente por el pueblo para acercarse puerta a puerta a todas sus casas, allí les cantaran coplas, pedirán bebida y comida y también dinero todo ello a lomos de sus caballos mientras el guirria seguirá besando mozas hasta que llegue la noche a San Juan y finalice el recorrido casa por casa en busca de comida, bebida y dinero.


Comentarios

Unknown ha dicho que…
Tradiciones ancestrales que es bueno que se conozcan.
Me ha recordado a nuestra Vijanera.
¡ Feliz día de Reyes ¡
VENTANA DE FOTO ha dicho que…
Causa la natural éxpectación el desfile de estos mozos, las tradiciones es un signo de identidad de todo un pueblo, por eso y otras muchas razones, debemos mantenerlas.

Besos
konico ha dicho que…
Me ha llamado la atención el nombre de Guirria, ya que es similar al empleado en Llamas de la Ribera.
En que localidad es?
Muy interesante.
Te dejo el enlace a un report que publique sobre los Guirrios en Llamas de la Ribera.

Saludos.
Monchu ha dicho que…
Muy guapo Carlos, un añu tengo que ir a esa fiesta.
Estupendo que se siga la tradición y así no se pierda.
Un abrazu
CARLOS ha dicho que…
Marisa CM, que esperemos jamás se pierdan, es cierto que compartimos tradiciones. Un saludo y gracias.

Ventana de foto, un desfile peculiar y particular, precioso y esperado, cada año el primero de enero, esperemos que siga muchos años... un beso.

Jose Rey, esta tradición es de un pueblo del Concejo asturiano de Ponga que se llama San Juan de Beleño, una tradición que se realiza el primer día de cada año. Aunque no he visto el enlace si he buscado en internet a los Guirrios, curiosa coincidencia. Un saludo.

Monchu, pues a ver si es verdad, se que te gustará, es bueno mantener las tradiciones de nuestros pueblos. Un abrazu amigu.