CIRCULAR DESDE VENTA ROBLANA


   De nuevo una convocatoria de Orbayu para descubrir rincones de su Somiedo y de nuevo para volver a la aldea de Pineda (Somiedo: pelos caminos del Venáu) aunque esta vez para quedar en la carretera, muy cerca de la histórica Venta Roblana y realizar una travesía circular que nos llevará a ascender hasta el Alto Cerréu por la preciosa y pindia Vatchinona  de la Cabreiriza, descenderemos por uno de esos bosques que no puedes olvidar cuando los pisas, el Monte  Cutchancios, en una espectacular ruta que espero que os guste.


   Aprovecho para acercaros de nuevo su libro, nadie como Victor "Orbayu" para descubrirnos la belleza de este Parque Natural, siempre es un placer acompañarle en sus recorridos por estas tierras de Somiedo y descubrir de su mano no solo rincones increíbles, sino también la toponimia que usan las gentes que viven en este Parque Natural. Muchas de estas rutas y otros curiosidades las podéis encontrar en su libro "Somiedo, entre osos, brañas y pastores", os lo recomiendo.


   Dejamos el coche en la carretera AS-227 (Belmonte-Somiedo) justo en el cruce que encontraremos a nuestra derecha que se dirige a la aldea de Pineda. Ascenderemos unos metros por carretera en dirección a la histórica Venta Roblana, una casa blanca que veremos a nuestra derecha (foto superior) y el lugar por donde pasaba la antigua carretera que se dirigía a Pola de Somiedo, unos metros más allá cogeremos el antiguo camino que se dirige al pueblo de Pineda siguiendo el curso del río La Introuzida, el camino discurre por el valle entre fincas de pasto, algunas todavía en uso y otras abandonadas, resalta la belleza espectacular del entorno y también las muchas y preciosas cascadas que encontramos. Curioso que la carretera que asciende a Pineda sea tan vertical y este camino que sube al pueblo lo haga de manera tan suave ascendiendo lentamente por el valle.


   En algunos tramos el río se fusiona con el camino, cruzaremos el río, que baja con poca agua por un puente, dejamos a nuestra izquierda el camino que viene del vecino pueblo de Castro y continuamos por el bosque en dirección a Pineda, los últimos metros más pindios nos acercan a la entrada de este precioso pueblo somedano, accedemos al mismo por la Ermita de la Concepción y si elevamos la vista veremos sus casas literalmente colgando de la ladera de la montaña, un lugar precioso, recorremos el pueblo lentamente, sus calles ascienden entre casas de piedra, hórreos y paneras. En la parte superior del mismo tomamos el conocido como Camín a Rioforno, la intención de Victor es subir por una Vatchinona (una canal muy vertical), en esta ocasión la conocida como de la Cabreiriza.


   Y dejamos el camino para ascender por la Vatchinona, como describir la belleza de este lugar y su verticalidad, las hayas parecen colgar de un manto increíble de hojas que sumerge nuestros pies durante toda la ascensión y yo creo que también nos mantiene pegados a el suelo que en ningún momento contemplamos, ya no queda ninguna hoja en las espectaculares hayas que vamos contemplando en la larga y pindia ascensión, espectacular lo mires por donde lo mires, solo se trata de subir, subir y seguir subiendo y parar, parar para fotografiar la belleza de esta Vatchinona, vertical, vertical y bella, muy bella. La Vatchinona remata en una pradería de fina hierba en su parte superior que sin problemas nos sitúa por debajo de la Cueva la Sietche, lugar en el que ya había estado con Victor en la ruta enlazada al principio de este relato.


   Y el lugar optimo para descansar después de la larga y dura ascensión por la Vatchinona, desde aquí parece imposible que hayamos subido por donde lo hemos echo, pero evidentemente así ha sido, como dijo Victor al principio de la subida: "hoy toca rock and roll" y ciertamente hemos rockandrolleado. Seguimos por el camino que conduce al Chano La Sietche, un colladín desde el que tenemos una espectacular vista del pico Rubio y también del Pico los Tchamones, lugar donde divisamos un buen rebaño de ciervos, espectacular siempre Somiedo. También desde aquí podemos contemplar la preciosa braña de Orticeda o de la Pola, lugar del que os hablé en la anterior ruta desde Pineda, un lugar que me tiene enamorado y que es espectacular. Pero hay que seguir por la crestería en dirección al Chanu Los Araos y de allí hacía la cumbre del día el Altu Cerréu, el gps marca en este pico 1.287 metros de altura. Tengo que decir que nada más asomar al Chano un fuerte viento nos acompañó por todo el recorrido de la sierra hasta esta cumbre y nos obliga a parar poco y a protegernos en el Monte el Cuerno por el que descendemos.


   Y desde este bosque nos dirigimos al Cutcháo Braniecha y de allí volvemos a meternos en otro de esos mágicos bosques somedanos en esta ocasión el Monte Caleiru, por el llegamos a la cabaña de Carbacho, en ruinas y un poco más allá una Otchera (lugar donde se refrescaba la leche con el agua de la fuente), del mismo nombre que la cabaña. En el valle la preciosa Braña  de Ortigueiru, seguimos por el camino que se dirige a la  Cabana de Severino y desde allí nos acercamos a un collado el Cutcháo Pineda, en el que reponemos fuerzas justo a los pies de la cabaña de Argimiro. Pero hay que seguir, el camino nos lleva hasta el Tchombu Coubal y de allí hasta el Chanu la Penalba, un mirador de excepción del Vatche (Valle) La Trapa. Nos internamos en el hayedo de Las Reigadas y de allí hasta el Chanu  Fixuecos.


   Descendemos desde este collado por caminos un tanto perdido y tomados por la vegetación, que en algunos momentos puede resultar agobiante pero que nos saca sin muchos problemas a la Cabaña de Zreizal por la Vatchina del mismo nombre y desde allí nos vamos a un lugar mágico como nos dice Victor, se trata del Monte  Cutchancios, apetece no caminar de los muchos rincones que nos vamos encontrando, a cada cual más espectacular, el musgo, la hoja seca y las hayas son las reinas de un lugar increíble, casi de cuento de hadas, una vez atravesado este monte llegamos a el Chanu  Muniecho, lugar donde comemos. Ya no queda más que descender por las Vatchinas de Roblana hasta que alcanzamos la cabaña de La Xuncal (foto de abajo) en ruina y desde la parte inferior de la cabaña coger un camino que atraviesa el bosque y nos deja nuevamente en la cercanías de la Venta Roblana, os confieso que aquí apetece volver a empezar y volver a entrar en la magia de todos los rincones que hemos recorrido, pero seguimos descendiendo por carretera hasta el lugar donde dejamos los coches.


   Y allí en el aparcamiento mientras nos cambiamos contemplo la venta y el lugar por el hemos descendido y recuerdo la que para mi es la mejor canción de la historia del rock and roll, porque como bien dijo Victor a la entrada de la Vatchinona: "señores, hoy toca rock and roll y del bueno" y Led Zeppelin en su tema "Stairway to Heaven" lo hicieron y del bueno. Una preciosa ruta por rincones espectaculares del Parque Natural de Somiedo con mis compañeros: Paloma autora del blog "Montaña para dos", Manuel, Nuberu, Cundi y el gran Orbayu, un lujo compartir montaña con este gran conocedor de Somiedo. Espero que os haya gustado la ruta y también como no, la canción.



Ficha de la ruta

Lugar de salida: Venta Roblana (Entrada carretera Pineda - Somiedo)
Lugar de llegada: Venta Roblana
Tipo de ruta: Circular
Recorrido: Roblana - La Introuzida -Pineda (pueblo) - La Cabreiriza - La Sietche -Alto Cerréu - El Carbacho - Cutchada Pineda - Chanu La Penalba -Las Reigadas - Fixuecos - Cutchancios - Cutchao Muniecho - Las Tchanas - Roblana. 
Km. recorridos: 11,86 km.
Desnivel acumulado: 918 metros
Tiempo total ruta:  06:30
Dificultad:  Muy Alta (Caminos no jitados ni balizados).
Track del gps: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=11703522

Comentarios

MoniRevuelta ha dicho que…
Maravilloso Somiedo, habrá que echarle un buen vistazo a ese libro!!!
Un abrazo Carlos
fany sinrimas ha dicho que…
Tentador itinerario, Carlos. Gracias por difundir paisajes promoviendo interés por la Naturaleza.
Que el año nuevo sea también un bello itinerario para ti.
Un abrazo.
Beatriz Martín ha dicho que…
Hola Carlos espectaculares fotos !!!! wwaaauu me han gustado mucho gracias por este pequeño recorrido en las páginas interiores del libro un abrazo desde mi brillo del mar
alfonso ha dicho que…

Una excelente ruta para realizar. Somiedo es un buen lugar donde perderse. Lástima que la distancia sea tanta, y con Led Zeppelin no se me hace más corta.
Las fotos. como siempre, estupendas.

Un abrazo , Carlos.

· LMA · & · CR ·

CARLOS ha dicho que…
Pensamientos con asas, muchas gracias por tu visita y comentario, me alegro mucho que el artículo sea de tu gusto. Un saludo.

Moni Revuelta, tengo la enorme fortuna de poder disfrutar con él de las rutas por Somiedo y te recomiendo el libro, es su primer gran trabajo y realmente impresionante. Victor es un enamorado de Somiedo y de la naturaleza en general, un gran amigo al que siempre es un placer acompañar y del que aprendo. Un abrazo Moni.

Fanny Sinrima, un recorrido precioso por un lugar increíble, totalmente recomendable, me alegra mucho que lo hayas disfrutado Fanny. Un enorme abrazo.

Beatriz Martín, la naturaleza de Somiedo es la protagonista de este recorrido. Me alegra que te guste. Un abrazo.

Ñoco Le Bolo, he estado en muchos lugares en Somiedo, pero desde cualquiera de los que contemplo Orticeda me quedo extasiado de que pueda existir un lugar así, tan espectacular, la ruta muy recomendable y que te voy a decir de Led Zeppelin... un abrazo.