QUE TENDRÁN LA CASCADAS...


Y si resulta que os digo que me siento enormemente atraído por ellas, por esa belleza que desprende el agua descendiendo desde lo más alto de las paredes y que hace que sea imposible retenerme en mis pasos y me siente atraído por acercarme para disfrutar en primera fila de ese rumor que desciende por la roca y que también mana de ella, admirar lo que parece a simple vista roca convirtiéndola en un espectáculo inimaginable de miles de pequeñas cosas que suceden entre el agua y la roca, también os tengo que confesar que la vi desde lejos, justo al otro lado de su largo, mientras me acercaba a las frías aguas del Dobra, río en el que vierte su agua, allí en una de esas majadas de pastores de los picos en las que te apetece sentarte y esperar, esperar a que pase una nube, esperar a que un rebeco se suba a la peña o simplemente esperar sentado en la verde hierba, La Ceremal se llama ese lugar extraordinario y desde el cruce el río para entrar en su valle entre el Monte Quiteñu y La Llampadiella camino del Seú de Ozania, haciéndolo por la inmediatez del sendero cerca de las piedras que forman su cauce hasta que llegué a su base.

¿Que  tendrán las cascadas que hacen que las desee?.





Cascada de la Fuente Prieta 
(Parque Nacional de los Picos de Europa-Amieva-Asturias)


El Canto del Loco - Un Millon de Cicatrices

Comentarios