TORRE DE LOS HORCADOS ROJOS


   Nuevamente en los Picos de Europa, en esta ocasión para realizar una travesía por el Macizo Central que desde la Estación Superior del Cable (Fuente Dé) en Cantabria nos llevara a  la cumbres cabraliega de la Torre de los Horcados Rojos (2.503 metros), el descenso de nuevo por tierras cántabras primero hacía las verdes praderías de Áliva, para finalizar el largo descenso en la localidad cántabra de Espinama. 


   Una vez más nos subimos al Teléferico en Fuente Dé para que nos ascienda entre la niebla a la Estación Superior del Cable, superando así con rapidez los setecientos treinta y tres metros de desnivel que hay desde la estación inferior a la superior. Y en arriba nubes y ausencia de montañas, aún es temprano y parece uno de esos días en los que a las nubes les da por jugar al escondite con las montañas y cuando se cansen nos dejaran disfrutar de ellas. Así que sin las preciosas vistas del San Carlos o Peña Olvidada avanzamos por la pista que parte hacía la Horcadina de Cobarrobles faldeando La Sierruca, casi en tiniebla contemplamos el espectro de los que nos preceden y también muy difuminado el único lago que queda de los Lagos de Lloroza, dejamos el paso hacía la Horcadina para seguir en dirección a La Vueltona sin rastro aún de las Agujas de Tajahierro y mucho menos de Peña Olvidada o de la Torre Altaiz o el San Carlos. Pero la niebla también tiene cosas buenas y la pista es fácil de seguir y calor de momento no pasamos.


   Así llegamos a la Vueltona dejando a nuestra izquierda el camino que se dirige a las antiguas minas de Altaiz para seguir ascendiendo por el sendero que lleva al refugio de Cabaña Veronica, justo al llegar a la altura del desvío hacía la Canalona las nubes desaparecen y comienzan a mostrarnos nuestro recorrido y también las cumbres y el refugio, a nuestra espalda un inmenso mar de nubes que recorre todo Cantabria, apenas emergen algunas cumbres de la Cordillera como el Coriscao. Frente a nosotros ya tenemos vista del refugio y de las cumbres del Tesorero y la Torre Blanca, sobre nosotros los Picos de Santa Ana y la Torre de Horcados a la que nos dirigimos. Seguimos superando el desnivel por una senda muy bien marcada y muy concurrida para llegar a un cruce, a nuestra izquierda podemos acercarnos al Refugio de Cabaña Verónica, pero seguiremos de frente hasta el Collado de Horcados Rojos. Luego nos enteraríamos que en el refugio esta cerrado y en su puerta hay un cartel que cierra el fin de semana. Las nubes siguen jugando detrás de nosotros cuando alcanzamos el Collado, las vistas son espectaculares, a nuestra derecha la subida a la Torre de Horcados que haremos y frente a nosotros su majestad: Urriellu y las enorme profundidad de los Jous de Los Boches y el Sin Tierre, a nuestra derecha Les Urrielles y el Tesorero que ya he ascendido en otras ocasiones y sobre ellos disfrutando del espectáculo: la luna.


   Desde la Collada (2.344) comenzamos a ascender los ciento cincuenta y nueve metros que faltan para llegar a la cima de la Torre de Horcados Rojos, disfrutando de cada metro de ascensión del singular espectáculo del Macizo Central, el sendero bien marcado con algo de piedra suelta no presenta mucha dificultad, salvo el paso superior, expuesto y con piedra muy suelta, un mal paso y acabas en un embudo por el que bajarías con rapidez hasta el camino hacía Verónica. Salvado este paso la cumbre esta a unos metros, así por tercera vez alcanzo la cima de la Torre de los Horcados Rojos (2.503 metros), desde la cima las vistas se amplían, cumbre como Peña Vieja, Santa Ana, Tiros Navarros, Urriellu, Neverón de Urriellu, Torrecerredo, Tesorero, Torre Blanca.... y también las nubes que continúan jugueteando sobre Cantabria y golpeando las laderas de Peña Olvidada, impresionante. Después de un rato en la cima, descendemos por el mismo camino de subida de nuevo hasta la Collada de Horcados Rojos.


   Uno no se puede ir de aquí sin hacer una y mil fotos a ese totem de las montañas asturianas que es Urriellu y es que el Picu llama y mucho la atención lo veas desde donde lo veas. En la collada las chovas y algún Acentor Común rebuscan entre la caliza en busca de las migas que dejan los muchos montañeros que allí se agolpan. Y hay que desandar lo andado y descender por la piedra en dirección a la Vueltona, bien mirado no apetece, estamos al sol y contemplamos como en ese lugar las nubes o la niebla nos esperan y hasta ella llegamos para que de nuevo las montañas se nos oculten y también el cielo azul del que hemos estado disfrutando y también el sol. Y desde la Vueltona seguimos desandando hasta el paso hacía la Horcadina de Cobarrrobles, que da paso a las praderías de Áliva y si, al pasar asoman las Agujas de Tajahierro pero no La Olvidada, y al pasar a Áliva frente a nosotros los Cuetos de Juan Toribio, no queda más que ir hacía ellas por la pista, pista frecuentada, no solo por montañeros y ciclistas, sino  también por motos y coches y es que uno tiene que acostumbrarse a que en un Parque Nacional pululen por aquí y por allí todo tipo de vehículos y como con ellos hemos de convivir, convivimos y seguimos descendiendo hacía el espectacular Chalet Real que ordenó construir Alfonso XIII en el año 1.912 y que ahí sigue y se muestra majestuoso con las cumbres del Macizo Oriental detrás de tan bello edificio.


   Y dejamos el Chalet para seguir hasta el Refugio o más bien Hotel, aunque también Refugio de Áliva y como somos humanos pues allí nos tomamos una buena clara en vaso de sidra con la comida y al acabar un café bien caliente porque las nubes que se han emperrado en ocultar al sol están enfriando nuestros cuerpos y después de acabar seguimos por la pista que recorre los Puertos de Áliva entre ganado equino, vacuno y ovino, porque estas verdes praderas dan para eso y para más. Dejamos a nuestra derecha la pista que se dirige a la Ermita de Nuestra Señora de las Nieves y continuamos por el Sel de las Yeguas en dirección a las Majadas de Espinama y Las Llavias sobre la inmensa mole de la Peña Redonda, también dejamos la pista que va al pueblo de Mogrovejo y paralelos al inicio del río Nevandi descendemos hacía las Portillas del Boquejón.


   Y una vez cruzadas estas, a nuestra derecha encontraremos un puente de madera y una indicación que nos muestra un sendero que en una hora y cuarenta y cinco minutos nos devolvería a Fuente Dé, sendero que dejamos para otra ocasión ya que atraviesa un enorme bosque de hayas y puede ser un buen lugar para disfrutar del espectacular otoño de las hayas. Nosotros proseguimos por la pista que nos llevará a los invernales de Igüedri, os confieso que tenía unas ganas enormes de pasar cerca de este conjunto de cabañas, preciosa esta majada de pastores con el Pico Valdecoro. La pista va descendiendo trazando zetas por la pendiente siguiendo en su descenso al río Nevandi para alcanzar finalmente el pueblo cántabro de Espinama. Desde la cumbre de la Torre de Horcados Rojos hasta las primeras casas del pueblo hemos descendido 1.682 metros, espectacular.


   Y recorriendo el pueblo, contemplando sus casas de piedra y madera, las muchas flores que te vas encontrando en ellas y el rumor del Nevandi al descender entre ellas a mi mente se viene un canción que cantan a duo Carl Perkins y Paul McCartney y que se titula "My Old Friend", espero que os haya gustado esta travesía por el Macizo Central de los Picos de Europa y también como no la canción de Carl y Paul.



Ficha de la ruta

Lugar de salida: Estación Superior del Cable (Fuente De - Cantabria)
Lugar de llegada: Espinama (Cantabria)
Tipo de ruta: Lineal
Recorrido: Estación Superior del Cable (Fuente De) - Vueltona - Collada de Horcados Rojos - Torre de los Horcados Rojos (2.503) - Collada de Horcados Rojos - Vueltona - Horcadina de Covarrobles - Chalet Real - Refugio de Aliva - Sel de las Yeguas - Las Llavias - Portillas del Boquejón - Invernales de Igüedri - La Regollá - La Corona - Espinama.
Km. recorridos: 20,91 km.
Desnivel acumulado: 743 metros de subida y 1.682 metros de bajada.
Tiempo total ruta:  09:26
Dificultad:  Media, ojo el paso de la subida a la Torre de Horcados.
Track del gps: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=10742949

Comentarios

MoniRevuelta ha dicho que…
Aaah!! que maravilla; uno de mis lugares favoritos...No, de Picos no: del mundo.
Un abrazo Carlos
El tejón ha dicho que…
Muy cerca de los invernales de Igüedri se forma una cascada en invierno y en primavera con el desnieve que creo que es espectacular, yo la he visto apenas sin agua y me quedé con las ganas de volver.
Preciosa la ruta,Carlos.
Un abrazo.
Laura. M ha dicho que…
Cai se toca el cielo... Que maravilla!!
Un abrazo.
Sara ha dicho que…
Un placer total haber vivido este fin de semana en vuestra compañía y haber recorrido estos senderos de vida con vosotros...un lujazo como siempre.
Nuestro abrazotedecisivo lleno de afecto y amistad Carlos.
Maripaz ha dicho que…
Que maravilla y que placer haberte encontrado.
Gracias por compartir.