SENDA COSTERA: LA FRANCA-PENDUELES-LA FRANCA


   Estamos en verano y siempre es un placer acercarse a la costa asturiana para realizar alguno de los tramos de costa que tenemos pendientes, en esta ocasión a caballo entre los Concejos de Llanes y Ribadedeva para unir las localidades de La Franca (Ribadedeva) y Pendueles (Llanes), el recorrido sorprendente, para ir seguimos las marcas amarillas del Camino de Santiago que van pegadas a la costa, entre acantilados y siempre contemplando la mar y para volver seguiremos la GR. E-9 que sube por la Sierra y se aleja de la mar para contemplarla a vista de pájaro. Contradictorio que una senda costera apenas toque la costa, pero así son las cosas y así os la contaré.


   Salimos desde el pueblo de la Franca por la carretera nacional, ahora casi sin tráfico desde que por fin finalizaron las obras del tramo de autopista Unquera-Llanes, seguimos la carretera pasando por encima del puente que atraviesa el río Cabra y la playa de la Franca, para continuar hasta que contemplamos una casería, allí saltamos hacía un prado, frente a nosotros un cartel que señaliza "Bufones", pasamos el cartel y cruzamos la vía de la Feve, la senda se marca perfectamente en la verde hierba de los prados y se dirige a los Bufones de Santiuste, desarmados, en días de mar brava lo bufones escupen la agua de la mar a buena altura, todo un espectáculo. Desde aquí vamos a seguir la rasa costera siguiendo la marcas amarillas del Camino de Santiago, pronto nos encontraremos a cantidad de caminantes que han pasado la noche en estos acantilados de la costa. Sobre todo sobre una zona espectacular de cortados que caen al mar a plomo, un poco antes de llegar a los restos de la muralla de La Paloma o El Paredón, también aquí la vertical sobre el Cantábrico es de quitar el hipo.


   Continuamos rebuscando entre los acantilados, subiendo y bajando por ellos, para llegar a una pequeña cala en la que encontramos un pequeño riachuelo que cae a la mar en una cascada, este no baja con mucha agua, pero aún así es un lugar precioso que me recuerda a la película "el lago azul", dan ganas de saltar a la azulada agua de la mar, aunque no hace sol, el día es especialmente caluroso. Tenemos que seguir, estamos llegamos a Cobijeru, desde lo alto ya contemplamos la playa, casi sin agua, ya que la marea aún esta subiendo. Es imposible estar en Cobijeru y no entrar en su cueva, así que para adentro y a disfrutar de la belleza y de la magia de este lugar tan singular de nuestra costa, las sensaciones que uno tiene en su interior escuchando como la mar golpea las paredes de la cueva son indescriptibles. Pero hay que salir y volvemos a la playa para subir por encima del Salto del Caballo, otro de esos lugares por los que hay que pasar, continuamos camino, pasando por las inmediaciones del antiguo molino de mareas de Cobijeru hoy abandonado, una pena.


   Seguimos por sendas cercanas a la costa, sobre nosotros el pueblo de Buelna y la Plana de la Borbolla que recorreremos a la vuelta, llegamos a la playa de Buelna y allí salimos al camino que viene del pueblo y se dirige a la playa, el ancho camino pasa por esta, la playa es una preciosidad, protegida por los paredones de la costa, dan ganas de bajar y bañarse en ella, pero hemos de seguir, el camino va zizagueando por la costa en dirección a Pendueles y aunque no pasa por su playa, nos acercamos al mirador, apenas unos minutos, para contemplarla y desde allí entrar en el pueblo llanisco de Pendueles, donde finaliza este tramo.


   Hay que regresar a la Franca y podemos hacerlo por el mismo camino por el que hemos venido siguiendo de nuevo el litoral, pero vamos a hacerlo por la GR. E-9 "Pendueles-Bustio", en su primer tramo recorre parte del camino que hemos realizado, concretamente hasta llegar a la playa de Buelna, esto nos permite volver a disfrutar del azul de la mar, de las gaviotas y también de los acantilados de la costa llanisca, al llegar a la playa sube al pueblo de Buelna, como todos estos pueblos de la costa asturiana destaca por la belleza de sus casas y esa mezcla entre lo moderno y lo antiguo, atravesamos el pueblo sin prisa, recorriéndolo como a mi me gusta para cruzar la carretera nacional y ascender por la carretera LLN-4 (curioso lo de la senda costera) y por carretera vamos ascendiendo a la Plana de la Borbolla, un precioso mirador sobre la costa, la carretera nos lleva a caminar hacía Pendueles y al llegar a lo alto de la Sierra abandonamos la carretera para siguiendo las marcas de la GR internarnos en una pista que paralela a la costa nos muestra toda la belleza de esta, pero también a nuestra espalda esa maravilla de la montaña asturiana que es la Sierra del Cuera, porque esto es lo que tiene Asturias, mar y montaña para disfrutar de ambos a la vez.


   Avanzamos por los Llanos de Buelna en dirección a la cumbre del modesto pico Borbolla (221 metros) entre enormes helechos, mariposas, pájaros y flores, el camino pronto discurrirá por un precioso pinar, después de recorrer completamente la Plana nos descenderá hasta la cercanías del Molino del Campo, cruzaremos el río Cabra para salir a la carretera AS-346 para entrar por Corral de Abajo en el pueblo de La Franca, lugar donde habíamos empezado la ruta. Lo cierto es que desde que salimos de la playa de la Franca no hemos vuelto a estar cerca del mar, incluso os puedo decir que desde el mirador de La Plana no lo hemos vuelto a ver, ha sido todo un acierto realizar la ruta por el Camino de Santiago que si va pegado a la rasa costera para poder disfrutar de los acantilados y la cercanía  a la mar.


   Siempre es un placer acercarse a la mar, es algo que debo de hacer y hago, somos afortunados por tenerlo tan cerca y poder disfrutar de lugares tan espectaculares como los bufones, las cuevas, las playas y también los pueblos que viven y lo disfrutan, la mar, ese gran desconocido que debemos de proteger y preservar para que las generaciones futuras puedan seguir disfrutándolo. Ya en La Franca, mientras camino por las calles del pueblo a mi mente se viene una hermosa canción de Silvio Rodriguez que se titula "Quien fuera" y también el poema que escribiera el gran Mario Benedetti y que tituló "Botella al mar". Espero que os haya gustado esta ruta por una parte de nuestra costa y también como no la canción de Silvio y los versos de Benedetti.



Ficha de la ruta

Lugar de salida: La Franca (Ribadedeva)
Lugar de llegada: La Franca
Tipo de ruta: Lineal, ida y vuelta por el mismo camino.
Recorrido: Itinerario A (Por la costa): La Franca - Bufón de Santiuste - El Paredón - Cobijeru - Playa de Buelna - Playa de Pendueles - Pendueles
Itineriro B (Por el interior): Pendueles - Playa de Buelna- Buelna - Plana de la Borbolla - Molino del Campo - La Franca
Km. recorridos: 18,22
Desnivel acumulado: 420 metros
Tiempo total ruta:  07:26
Dificultad:  Fácil
Track del gps: 
Itinerario A (Por la Costa): http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=10189855
Itinerario B (Por el Interior): http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=10189881



Comentarios

VENTANA DE FOTO ha dicho que…
Que preciosidad de imágenes!...da gusto emprender esa ruta por la belleza de sus paisajes.

Besos
Paloma Robles Blanco ha dicho que…
Guapísimo rincón de un lugar muy especial para mí, pues fue el ültimo pueblo en el que mi madre estuvo de maestra y me llevaba a mi con tres años...
CARLOS ha dicho que…
Ventana de foto, de vez en cuando es bueno acercarse a la costa y disfrutar de la mar y sus paisajes, somos afortunados. Besos.

Paloma Robles, desde luego que si es un rincón muy especial y mucho más con tus recuerdos, esa zona de la costa asturiana tiene algo particular que me encanta. Un saludo.