INTEMPERIE



Datos del libro

Título: Intemperie
Autora: Jesús Carrasco
Año de edición: 2013
Número de páginas: 224

Breve biografía de la autora

  Jesús Carrasco nacido en el año 1.972 en la provincia de Badajoz. Desde 1996 trabaja como redactor publicitario, actividad que compagina con la escritura. Intemperie le ha consagrado como uno de los debuts más deslumbrantes del panorama literario internacional. La novela, que ha tenido una entusiasta acogida en las mejores editoriales extranjeras antes incluso de su publicación en España, ha sido editada en trece países..

"Desde su agujero de arcilla escuchó el eco de las voces que lo llamaban y, como si de grillos se tratara, intentó ubicar a cada hombre dentro de los límites del olivar. Berreos como jaras calcinadas. Tumbado sobre un costado, su cuerpo en forma de zeta se encajaba en el hoyo sin dejarle apenas espacio para moverse. Los brazos envolviendo las rodillas o sirviendo de almohada, y tan solo una mínima hornacina para el morral de las provisiones. Había dispuesto una tapadera de varas de poda sobre dos ramas gruesas que hacían las veces de viga".


   Así comienza "Intemperie", magnifica novela de Jesús Carrasco en la que nos narra la historia de un niño que huye de su aldea  perseguido por el alguacil y su cuadrilla de secuaces, huye para buscar la libertad y también el afecto que nunca tuvo, huye a través de un paisaje agreste, marcado por la hambruna y sed, a través de tierras cuarteadas por la ausencia de agua y de campos olvidados de trigo, mientras lo hace nos vamos apoderando de su historia, una huida sin planes, sin destino hasta que se encuentra con un viejo cabrero, sus cabras, su burro y su perro y este sin proponerselo le ayuda casi a la vez que le va enseñando su oficio, el duro día a día del duro trabajo de acompañar a las cabras por terrenos yermos de agua, ambos intentarán sobrevivir mientras dormitan al raso, pasan sed y luchan contra una naturaleza terriblemente dura, una lucha por sobrevivir en la miseria más extrema, el cabrero hombre parco en palabras y en expresar emociones se irá encariñando lentamente de ese niño. La novela que carece de nombres, nos presenta a los personajes con esa ausencia: el niño, el cabrero, el aguacil, el enano, el padre, los ayudantes irán apareciendo página a página en la novela, asimismo nos encontraremos que esta carece de tiempo, de lugar, al leerla iremos intuyendo una España rural, una España profunda en la que los que mandan son los marcan las reglas de quien vive o no en una aldea o un pueblo. Una novela desgarradora y página a página nos irá capturando y que al finalizar no nos dejará indiferentes a una historia terriblemente desgarradora. Personalmente: a mi me encantó.

Párrafos escogidos


"El cielo era de un azul oscurísimo. Las estrellas en lo alto parecían incrustadas en una esfera transparente. Delante de él, el llano se sacudía el sufrimiento que el sol le había causado durante el día, desprendiendo un olor a tierra quemada y pasto seco. Un mochuelo blanco pasó por encima de su cabeza y se perdió entre las copas de los olivos. Pensó que se encontraba en el lugar más alejado del pueblo en el que había estado en toda su vida. Lo que se extendía frente a las plantas de sus pies era para él, sencillamente, tierra incógnita."

"El niño se incorporó como un muelle y, sin mirar siquiera al pastor, abrazó su cuerpo enclenque[...] Era la primera vez que se encontraba tan cerca de alguien sin estar peleando[...]. Lo que vino a continuación no fue vergüenza.  Acaso una distancia más acorde con las leyes de esa tierra y de ese tiempo. La semilla, en todo caso, estaba echada".

"Imaginó un molino de agua en un hayedo y también horizontes como serruchos mellados. El cielo penetrando en la tierra, derramándose sobre ella y, en dirección contraria, los picos elevándose a lo alto. Morada de los dioses. El paraíso del que tanto hablaba el cura. Un tapiz verde en el que los árboles reposaban negligentes, ajenos a su propia abundancia. Arces, abetos, cedros, robles, pinos de Flandes, helechos. Agua brotando entre rocas siempre húmedas. Fresco musgo tapizándolo todo. Charcas donde la transparencia era ley y el sol iluminaba los lechos pedregosos. Torrentes momentáneamente remansados, donde la luz dibujaba espirales iridiscentes". 

Comentarios

El tejón ha dicho que…
Precioso pero muy duro relato.Lo leí ya hace tiempo y me recordó un poco a Los Santos inocentes de Delibes.
Saludos,Carlos.
CARLOS ha dicho que…
El tejón, razón tienes Jesús, la España profunda era realmente así, llena de intrahistorias, de dureza y de abusos. Un saludo.