EL TABAYON


Una vez me preguntaron si podría caminar por el mismo tramo de bosque durante muchos días seguidos, mi respuesta fue rápida, sí lo haría y estaría encantado de hacerlo, el bosque, los bosques siempre te descubren nuevos rincones y lo hacen aunque pases por ellos durante todos los días de tu vida, aunque hagas siempre el mismo camino o vayas a los mismos lugares, en el bosque todo cambia de día en día: lo hacen las flores, también las nubes, el agua siempre dibuja en las cascadas formas diferentes y estas cambian constantemente de caudal, caminas por el bosque en silencio y te encuentras con un zorro y al día siguiente en el mismo lugar aparece una cierva y a los pocos días son cientos de mariposas las que te acompañan en tu camino, también cambian la luz a la vez que lo hacen las sombras y todo ese conjunto de cambios hace que cambie tu percepción de las cosas; si, no lo dudaría y estaría encantado de recorrerlo porque se que siempre descubriría algo nuevo y eso hago (aunque aún no puedo todos los días), descubrir o realmente dejar que la naturaleza sea la que me vaya descubriendo esas pequeñas cosas, como en esta ruta que he tenido la inmensa fortuna de disfrutar unas cuantas veces, subir desde el pueblo de Tarna hasta el Tabayón y que nunca me cansaré de volver aunque el camino bien marcado por el Monte Saperu siempre es el mismo, atraviesa los mismo lugares, cruza los mismos puentes, badea los mismos arroyos y asciende entre las piedras hacía el Tabayón del Mongallu, todo un lujo recorrer nuevamente el camino hacía el arroyo del Mongallu en el interior de los bosques del Parque Natural de Redes. 

Tabayón: pequeña cascada, salto de agua

La música que acompaña a este foto-vídeo es del guitarrista alemán Govi
y la canción se titula "The High Road".

Comentarios

fany sinrimas ha dicho que…
Tienes razón: el bosque siempre nos ofrece cosas nuevas que admirar, e incluso lo que permanece en su sitio, como la montaña y el río,nos cautiva cada vez. Yo suelo frecuentar los mismos paisajes familiares, queridos, y siempre siento emoción ante la belleza que muestra una u otra faceta, según la hora del día y su luz cambiante.

Un placer leerte, Carlos. Disfruto de este paseo virtual que con la emoción que lo describes, me haces partícipe.

Un abrazo.

CARLOS ha dicho que…
Fanny Sinrima, es lo que yo haría o me gustaría, nada es un igual de un día al otro, las estaciones lo cambian todo y la naturaleza jamás se aburre... un placer disfrutar de tus comentarios, gracias por ello. Un abrazo.