CIRCULAR POR PELOÑO


  Una vez más y no se ya cuantas van (me llamaréis pesado) os voy a acercar una ruta por el Concejo asturiano de Ponga que como ya os dije en otras ocasiones en sus totalidad Parque Natural, la propuesta es hacer un recorrido circular por una de sus muchas joyas, el bosque de Peloño. Peloño es un enorme bosque formado por el conjunto de muchos montes y en el que podemos encontrar cerca de 200.000 árboles, en su inmensa mayoría hayas, pero también robles, abedules, acebos, serbales, sauces, avellanos y espineras. Nos encontramos en otoño y las hayas comienzan a prepararse para ofrecernos ese espectáculo de colores que nos regalan en esta estación. Pero en el bosque hay mucho más, esta el subsuelo en el que encontraremos infinidad de especies de setas, musgo, líquenes y alguna que otra sorpresa.


   Les Bedules es el lugar donde empieza la ruta, a este lugar llegamos por la carretera que desde Beleño va a Viegu, encontraremos una indicación "Bosque de Peloño/Les Bedules" y por una pista que al comienzo es de tierra pero al poco esta cementada llegaremos a este aparcamiento. Desde allí cruzamos el paso canadiense y seguimos la pista que se dirige a la Collada Granceno. A los pocos metros de empezar la ruta ya encontraremos en un prado una muestra de las muchas setas que encontraremos durante la ruta, a los pocos metros entraremos en el bosque, a ambos margenes del camino las hayas forman figuras increíbles, no encontraremos dos iguales. El espectáculo continúa hasta llegar a la Biforcadera, allí continuaremos recto dejando a derecha e izquierda los caminos que se dirigen a Caldes y Viegu. No hay prisa, hoy se trata de disfrutar del bosque y de lo que nos vaya regalando que es mucho, setas, musgo, flores aparecen a ambos margenes del camino. La vista es amplia de los bosques y las montañas que nos rodean, así damos vista al Monte los Nevarinos, al del Pedrosu y el Carrascal un poco antes de llegar a la collada de Granceno.


   Allí en Granceno encontraremos una fuente y también un cruce de caminos, por un lado la pista que baja a Viboli, por otro el camino que va al Sen de los Mulos y la aldea abandonada de Tolivia y por otro el que nosotros vamos a seguir y que continúa hasta la impresionante vega de Arcenorio. Seguimos por la pista ya sumergidos en otro de los muchos montes que forman la inmensa masa foresta del Peloño, el Monte los Bustiellos donde se encuentra un inmenso roblón, perfectamente balizado, de más de ocho metros de perímetro y conocido como el Roblón de Bustiello, nosotros lo dejamos de lado, para seguir caminando entre las hayas descendiendo por la pista hasta alcanzar el lugar conocido como Cuenye Miraculos, allí a nuestra derecha sale una pista que va a ascender por el Valle del Antiguo, la pista es pindia y quita el aliento, pero gratificante, nos vamos elevando sobre el bosque y las vista se amplían, la pista es ancha y no tiene perdida así alcanzamos un cabaña en el lugar conocido como La Canalona, allí acaba el bosque y damos vista a las cumbres del Luengu y el Zorru.


   Ascendemos en dirección al camino que faldea hacía estas cumbres y que viene de la Collada Pumerin, la dura subida invita a pararse y disfrutar una vez más de la inmensidad del bosque. Seguimos caminando hasta alcanzar el collado, allí cogemos el camino que se adentra el monte el Rasu y que se dirige a otra collada la de les Caldes en la base del Recuencu, nuestra intención acercarnos a una pequeña collada que se encuentra las cumbres del Recuencu y Les Cabriteres y que se llama Collado Carambones, pero aún nos queda seguir disfrutando del bosque hasta llegar a Caldes, allí faldeamos por un sendero entre el piornal la falda del Recuencu para llegar al collado, impresionantes las vistas del valle de Sobrefoz y de las cumbres del Tiatordos y el Maciedome, espectacular este lugar. Después de descansar un rato y recuperar fuerzas desandamos lo andado para llegar de nuevo a la collada Caldes.


   Desde el collado tomamos el camino que conduce a la majada, las viejas cabañas usadas por los pastores apenas ya quedan en pie, solamente alguna resiste el embate del tiempo y aparece majestuosa con la cumbre del Recuencu detrás de ella, a mi personalmente me encanta este lugar, vacas y caballos pastan libremente alrededor de ellas y las vistas del valle de Beleño son espectaculares. Hay que seguir, ascendemos al camino, dejando el que sube a Llampes y bajando por el que va primero a Les Foyaques y luego al Biforco, seguimos disfrutando del bosque, también de esas pequeñas cosas que nos regala el bosque y es que seguimos entrando muchas y diferentes especies de setas (soy un negado para ellas), desde allí ya no queda más que seguir el camino para llegar de nuevo a Les Bedules, lugar donde hemos empezado y acabado esta preciosa circular por el Bosque de Peloño.



   Finalizada la ruta mientras me quito las embarradas botas y disfruto desde el tramo adaptado que va al mirador disfrutando de las vista sobre los picos y el bosque a mi mente se viene una canción de Labyrinth titulada "A Midnight Autumn´s Dream", espero que hayáis disfrutado de la ruta, de las fotografías de un lugar tan increíble como es el Bosque de Peloño y por supuesto que también os haya gustado la canción.

Ficha de la ruta

Lugar de salida: Les Bedules (Ponga-Asturias)
Lugar de llegada: Les Bedules
Tipo de ruta: Circular
Recorrido: Les Bedules - Biforcadera - Collada Granceno - Valle Antiguo - Collada Pomerin
Collada de les Caldes - Collada Carambones - Collada de les Caldes - Les Foyaques
El Biforcu - Les Bedules
Km. recorridos: 17,41 km.
Desnivel acumulado: 678 metros
Tiempo total ruta:  07:08  
Dificultad:  Baja/Media
Track de la ruta: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8015998

Comentarios

El tejón ha dicho que…
Pues a mo no me aburres, además me gusta cuando pones lugares por los que he pasado y conozco un poco.
Un abrazo,Carlos.
MoniRevuelta ha dicho que…
De pesado nada, yo huelo la tierra húmeda y respiro ese viento limpio, veo esos colores, escucho...desde aquí, en mi silla, mirando tus fotos:)
Más!!!
Un abrazo
@maricruzpe ha dicho que…
Querido amigo últimamente ando muy liada y eso me obliga a desconectarme un poco de lo que más me gusta que es compartir con mis amigos blogueros todos nuestros viajes y rutas es poner todo lo bello de nuestra tierra .Aun así he recorrido tu blog y todo un placer meterse en la Ponga Asturiana, Babia que buenos recuerdos me traen, atardeceres de Cádiz que deseos de poder perderme por sus calles , playas y pueblos. Un abrazo amigo
ANRAFERA ha dicho que…
Espectaculares vistas las de esta ruta.
Gracias CARLOS por deleitarnos con estos reportajes.
Saludos y buen fin de semana.
Ramón
VENTANA DE FOTO ha dicho que…
Para nada me pareces pesado. Por muchas veces que se visite un mismo lugar, y más si es tan hermoso como este, da gusto fotografiarlo. Las imágenes de ese mismo lúgar cambia según la luz del día y la época del año en que te encuentres.

Besos