EL TRISTE MUGIR DE LAS VACAS




   Durante estos días en la montaña se escucha el mugido triste de las vacas, desesperadas corren por los prados o los valles hasta las portillas (puertas) por donde se fueron sus terneros. Al llegar al valle de Suancio (Ponga-Asturias) las vacas comenzaron a mugir con desesperación, se buscaban unas a otras y al vernos comenzaron a seguirnos durante un buen trecho, locas nos adelantaban por todos lados y al llegar a la portilla intentaban con desesperación atravesarla, seguramente por allí bajaron los terneros los ganaderos. Durante unos días la vacas mugirán tristes en la montaña asturiana.

Presuntos Implicados - Fragilidad

Comentarios

Paco. ha dicho que…
Magnificas fotografías…
Un saludo.
MoniRevuelta ha dicho que…
Pobrecitas. Me da pena Carlos, aunque ya sé que es así...Que penita me dan las vacas llamando a sus terneros.
Un abrazo