OLITE


   Sin duda alguna lo primero que llamará nuestra atención al llegar al pueblo de Olite en la Comunidad Autónoma de Navarra es la esbelta figura del Palacio de los Reyes de Navarra, su imagen parece sacada de un cuento o una película de Disney. Adentrase en sus calles recorridas por casas de piedra y madera con singulares escudos de armas nos devolverá al pasado esplendoroso de esta preciosa villa. 


   Entre los monumentos más destacados de Olite están la Iglesia de San Pedro, de la que destaca su portada y el claustro románicos, además de su torre gótica. También la Iglesia de Santa María La Real, de estilo gótico en la que destacan su portada y su retablo renacentista de Pedro de Aponte. El Palacio Viejo o de los Teobaldos, construido en la época del rey Sancho VII, y que en la actualidad es un Parador Nacional. 

   Pero sin duda el que más llamará nuestra atención es el Palacio de los Reyes de Navarra, en el siglo XIII se comenzó la ampliación del anterior dando lugar al actual Palacio de los Reyes de Navarra. Uno de sus principales encantos es el aparente desorden de su diseño. El conjunto formado por sus estancias, jardines y fosos, rodeados por las altas murallas y rematados por las numerosas torres, le confieren una espectacular y mágica silueta. En su época, llegó a ser considerado como uno de los más bellos de Europa. El estado actual del edificio es fruto de una restauración, todavía sin concluir, iniciada a principios del siglo XX. Fue declarado monumento Nacional en el año 1.925.

Comentarios

MoniRevuelta ha dicho que…
Que maravillosos pueblo. le tengo mucha ganas a esa zona, mi marido vivió allí un tiempo y siempre me cuenta maravillas de esa tierra y sus gentes.
Un abrazo Carlos:)
VENTANA DE FOTO ha dicho que…
Es precioso ese palacio que me has dado a conocer.

Cuando llegues a Cádiz yo estaré de nuevo en Córdoba, el día 1 de septiembre tengo previsto el regreso.

Besos