RODEANDO EL ARA


   La primera toma de contacto con el paisaje espectacular que nos espera la tenemos desde la misma ventana de nuestra habitación, el valle glaciar que recorre el río Ara y justo enfrente a la izquierda la entrada para el valle de Bujaruelo y a la derecha el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Nuestras piernas y nuestro corazón nos pedían volver a recorrer las orillas del Ara y así para soltar las piernas del viaje realizamos un pequeño recorrido de dos horas y media desde Torla al Puente de los Navarros por su margen derecha y el regreso por carretera disfrutando de la orilla contraria.


  Una vez sobrepasamos el tunel de Torla en dirección a Ordesa encontraremos a nuestra derecha un cartel que indica "A Ordesa por senda peatonal", por allí descendemos en busca del puente de la Glera, el enorme rumor del agua nos avisa de que el Ara baja y fuerte, tremendo pero tan bello de intenso color azul mezclado con la espuma blanca que van dejando las pequeñas cascadas que forma. Hace algo de viento, sol, las nubes blancas cabalgan sobre un cielo azul, espectacular.


   Dejamos el camino que asciende hacía la Ermita de Santa Ana y hacía la Sierra de las Cutas para seguir el Ara en su precipitado descenso, paralelos ya a el, sin separarnos hasta llegar al puente de los Navarros. Pero aún nos esperan sorpresas en el camino, el río, los árboles, las flores y también las mariposas. Danzan de flor en flor, bamboleadas por un viento que las agita y las hace tocar el suelo, una tras otra se van posando mientras caminamos o al menos lo intentamos, hay tantas mariposas, tantas flores, tanto árbol, tanta agua...


   La ancha pista se convierte en camino y de repente de un árbol desciende una ardilla, dos que al final fueron tres en el bosque espectacular que se forma en la Peña Duascaro. A la izquierda sigue el Ara, en el camino nosotros y a la izquierda el frondoso bosque... así llegamos a un desvío a la derecha se sube a Ordesa, nos tienta, ya lo conocemos y sabemos de su espectacularidad, pero hoy solo se trata de estirar las piernas, así que seguimos por el Ara.


   Y en una curva del camino nos cruzamos con el Arazas, afluente del Ara, en el puente de la Ereta, lo vemos en una increíble poza azul metros antes de fundirse con el Ara y al cruzar el puente vemos la primera o tal vez la última de las muchas cascadas que va regalando desde su nacimiento en el Parque Natural de Ordesa y Monte Perdido, un lugar para sentarse y disfrutar. Y como no, me siento y lo disfruto. Me encanta ese azul, me gusta.


Seguimos por el sendero ya hacía el puente de los Navarros, en una pequeña subida, vemos el puente sobre nosotros, el Ara se queda abajo, cada vez más abajo y es que desde el Puente de los Navarros el Ara se ve muy pero que muy abajo. Lo cruzamos, a la derecha la entrada al Parque Nacional, al otro lado la pista que va a Bujaruelo, nosotros seguimos la carretera y al Ara en su descenso, el camino nos sigue regalando flores, mariposas...


   Vamos dejando a nuestra derecha el sendero que sube a Bujaruelo, el que va a la Ermita de San Antón, debajo el Ara y en la pradera el Camping de Ordesa, al fondo cada vez más y más cerca el precioso pueblo de Torla desde donde salimos en este precioso rodeo del río Ara. De este primer acercamiento salió la siguiente ruta que nos llevará a conocer parte del antiguo camino a Bujaruelo y el camino al Collado del Rebollar, no dejo track ni tampoco tiempos o distancias, es una pequeña ruta para disfrutar de la agradable compañía del río, del bosque, de las flores, mariposas, ardillas y de lo que nos vayamos encontrando el camino.


   Ya en Torla mientras contemplo desde la ventana de mi habitación la belleza de este inmenso valle glaciar a mi mente se viene una canción de Luis Eduardo Aute que se titula "Intemperie", espero que os haya gustado este pequeño recorrido y por supuesto la canción.

Comentarios

Sara ha dicho que…
Carlos preciosa entrada, seguiré de cerca esta experiencia por Pirineos para tomar buena nota...espero poder ir pronto...la primera entrada deja ganas ya de la segunda.
Abrazotedecisivo amigo.
MoniRevuelta ha dicho que…
Maravilla y maravilla...así hasta el infinito:)
Un saludo