BAL DE CHISTAU


   Uno de los rincones más hermosos del pirineo oscense es la Bal de Chistau, un lugar espectacular rodeado de naturaleza. El valle se encuentra en un lugar privilegiado rodeado de montañas de más de tres mil metros y recorrido por el río Cinqueta, además de verdes prados y pueblos con un encanto especial, pero también las gentes que viven y disfrutan de este entorno privilegiado del Pirineo. El recorrido que hoy os muestro nos llevo a recorrer tres de sus poblaciones más importantes, los pueblos de Plan, San Juan de Plan y Gistaín. Plan situado a 1120 metros de altura es un hermoso pueblo con edificios antiguos y rincones espectaculares, destaca sobremanera su iglesia del siglo XVI. San Juan de Plan, se sitúa en la cabecera del valle, dos metros por encima de Plan, un pueblo que conserva muchas de las tradiciones típicas de esta comarca y que nos sorprenderá por sus casas. Camino de Gistaín hacemos una parada en el Puente de los Pecadores "Puen Pecadó" que cruza el río Cinqueta en una espectacular cañón con una impresionante caída. Sobre el pueblo de San Juan de Plan se encuentra Gistaín, 1.378 metros de altura, destaca del pueblo sus tres torres, además de una casa fuerte del siglo XVI. Y para finalizar el recorrido nos vamos al Mirador (Miradó) "La Cruz de Puyadese" desde donde podemos contemplar el valle que se introduce en el Parque Natural Posets-Maladeta, un lugar espectacular desde donde podemos disfrutar de la belleza del valle y las muchas montañas que la rodean.

Comentarios