DE FUENTE DÉ A LOS LLANOS


   En algunas ocasiones en la montaña, la climatología se vuelve adversa y las nubes bajas ocultan la belleza del paisaje por el que vas caminando a todo ello se une la lluvia y el frío, pero la montaña es así, hay que amarla en todas sus condiciones y esta ruta también tuvo su encanto. El planteamiento era realizar una travesía lineal  entre Fuente Dé y el pueblo de Los Llanos en Cantabria, subiendo a la estación superior del teleférico ascendiendo por el camino del Hachero.


   Fuente Dé se sitúa a 1.090 metros de altura y la estación superior esta 760 metros por encima, ese era desnivel que teníamos que superar y para ello elegimos subir por conocido como "Camino del Hachero", las nubes ya cubren la parte alta de la estación cuando empezamos a caminar por el mismo camino que va hacía los Tornos de Liordes y una leve llovizna nos refresca en las primeras rampas, también desechamos la entrada a otras dos canales de acceso las de la Jenduda y de la Cela, el camino es bastante pindio y rápidamente cogemos altura sobre la parte inferior de la estación. Alcanzamos unas antiguas cabañas en ruinas para entrar en una zona de praderías con un ligero descenso para comenzar a ascender de nuevo hacía el collado de Valdecoro. Después de sobrepasar los restos de una antigua mina, continuamos ascendiendo por un estrecho camino, con algo de barro que no ayuda precisamente a mantener el equilibrio.


   Aunque el sendero esta muy marcado, la niebla en algunos momentos no nos permite distinguir algunos desvíos que nos vamos encontrando, giramos en dirección a los cables del teleférico en busca de una pequeña canal, desde allí ya siguiendo los jitos que vamos encontrando ascendemos por un terreno de continúas llambrias pero con buenos agarres a la parte superior de la estación de Fuente Dé, después de dos horas y cuarto de continúa subida. En esos momentos la lluvia insiste y en algunos momentos por la bajada de temperatura algunos copos de nieve caen sobre el anorak. Las nubes cubren las montañas que teníamos que estar contemplando y no hay ni rastro de Peña Olvidad, San Carlos.... seguimos por el camino que va a Cabaña Verónica para desviarnos hacía la Horcadina de Covarrobles.


   Imposible ver más allá de unos metros, bajamos hacía el collado de Juan Toribio, sin distinguir ni una roca de la enorme mole de Peña Olvidada, así pasamos la fuente de Resalao y medio intuimos la figura del Chalet Real, desde allí continuamos hacía el Hotel Refugio de Aliva, se agradece parar un rato en el refugio para tomar un te caliente y cambiar la ropa mojada. Después de la parada tenemos que continuar, la niebla insiste aunque se ha elevado lo justo para poder ver algo en la distancia, seguimos por el camino que se dirige al pueblo de Espinama, pasando muy cerca de la Ermita de la Virgen de la Salud, una pena la niebla ya que las praderías de Aliva están verdes y no podemos contemplar el circo de montañas que la rodean, si por un momento aparecen frente a nosotros Las Avenas, pero por poco tiempo. 


   Una vez sobrepasada Las Llavias, dejamos el camino que va a Espinama para tomar el de Mogrovejo que en ascenso llega hasta una portilla conocida como la Portilla del Boquerón, un poco más allá y debajo nuestra se nos muestran las cabañas de los Invernales de Igüedri. Seguimos por el camino rodeando el Pico el Buey el Juracón de la Miel, a ambos lados del camino inmensas praderas y bosques de sueño, la niebla les da un aspecto fantasmal, que me encanta. Nuestro objetivo ahora es ascender la modesta cima de Peña Oviedo, perfectamente indicada, una poste indica este pico al que subimos entre niebla y del que no tenemos más vista que su cima, eso sí disfruto enormemente con la multitud de flores que me voy encontrando mientras llego a su cima situada a 1.280 metros de altura. 


   Regresamos de nuevo al camino, ya en descenso, detrás nuestra estarían las cumbres de las Avenas pero ni rastro de ellas, solo se muestra el valle y al fondo del mismo iluminado por el sol el pueblo de Potes. Precioso el verde de esta tierra cántabra, espectacular el descenso entre bosques y mucho más la entrada al pueblo de Mogrovejo, su torre del siglo XIII emerge entre el verde de los prados y los árboles. Accedemos al pueblo situado a 460 metros de altura, declarado Bien de Interés Cultural y Conjunto Histórico es una maravilla, casas de piedra y madera, un hórreo, su iglesia del siglo XVII, merece la pena recorrerlo tranquilamente y también como no, las flores....


   Desde Mogrovejo todavía nos queda bajar hasta el pueblo de los Llanos, pero ya lo hacemos por la carretera, acompañados por un tímido sol, seguimos disfrutando del verde intenso, de las flores, los árboles y las cabras que juegan en los riscos. Finalizamos allí esta larga travesía en la que la climatología no nos permitió disfrutar de las montañas de los Picos de Europa, pero que nos trajo otras sensaciones como el recuerdo de esos bosques sumergidos en la niebla o las flores siempre bellas humedecidas por la lluvia.


Y allí en los Llanos sentado sobre el río Deva mientras contemplo como las cabras juguetean entre las rocas a mi mente se viene una canción de Manolo García que se llama "Junto a ti", espero que os guste la canción y la ruta, que os recomiendo.

Ficha de la ruta

Lugar de salida: Fuente Dé (Cantabria)
Lugar de llegada: Los Llanos (Cantabria)
Tipo de ruta: Travesía
Recorrido: Fuente Dé - Camino del Hachero - Estación Superior - Refugio de Aliva - 
Portillas del Boquerón - Peña Oviedo - Mogrovejo - Los Llanos
Km. recorridos: 22,24 km.
Desnivel acumulado: 1.337 metros de subida y 1.501 metros de bajada
Tiempo total ruta:  08:47 
Dificultad:  Media/Alta

Comentarios