CIRCULAR POR MUNIELLOS


   La primavera fue la excusa perfecta para volver a entrar en la Reserva de la Biosfera de Muniellos, la primavera y volver a Moal, porque estar en "Casa Xoaquín", la casa de Isabel y disfrutar de su amabilidad y sus desayunos, pero también para regresar a Xedré y a "Quei Fusiquín", una delicia su cocina y su conversación. Lugares que os aconsejo, si algún día decidís pasar por esta zona del Concejo asturiano de  Cangas del Narcea.


   Para acceder a la Reserva de la Biosfera de Muniellos, como ya os dije en el reportaje que publique en una visita otoñal (ver aquí) hay que solicitar un permiso a la Consejería de Medio Ambiente del Principado de Asturias, en este caso ya no quedaban fines de semana libres, con casi dos meses de antelación solicite entrada para un viernes, con tanto tiempo es imprevisible saber la meteorología que iba a hacer ese día, pero amaneció en Moal un día soleado con las nubes cubriendo las montañas. Con la típica impaciencia de quien entra en un lugar tan hermoso como es Muniellos nos fuimos al Centro de Recepción de Tablizas, después de presentar el permiso y hablar con la guarda sobre la ruta que íbamos a realizar, no fuimos camino del robledal. En otoño la ruta que realice fue por el río hasta las lagunas y vuelta por el río, esta vez la ruta sería una circular subiendo por el robledal hasta las lagunas y regreso por el río.


   Pocas opciones tienes, nos encontramos en un lugar protegido y especial, así que hay que seguir el camino, bien marcado que se adentra en el robledal, a los pocos metros de salir del Centro de Recepción esta el poste indicar de la ruta hacía las Lagunas, ascendemos por el bosque, con las hojas de un verde espectacular, el camino en sus primeros metros asciende por el valle, imposible no pararse, detenerse en los árboles, las hojas, el río, las flores. El ancho camino da paso a un sendero más estrecho que va bordeando el valle hasta llegar al lugar conocido como La Rogueira, indescriptible, nos vamos izando sobre el bosque, el robledal esta precioso, seguimos ascendiendo hasta que llegamos a la fuente de Fonculubrera, el único lugar donde podemos coger agua y hoy no bajaba mucha por el caño.


El sol aprieta y de lo lindo, es un esplendido día primaveral, seguimos avanzando ahora por un terreno más cómodo, ya estamos sobre el robledal de Muniellos faldeando la sierra del Comnio, los pasos son espectaculares, algunos armados con una cadena para evitar caídas, pero el camino es cómodo, montañero y las vitas de la Reserva son espectaculares. Las arandaneras nos acompañan casi toda la ruta, también las hermosas formas que van dejando los robles, las piedras, porque todo en Muniellos es un espectáculo. Así disfrutando, aunque algo cansados por el calor llegamos a las tres cruces, un poste señala el regreso por el río y el camino a las lagunas, allí decidimos acercarnos hasta la primera de ella, la de la Isla, aún nos queda algo más de un kilómetro para llegar, el camino se enfrenta al que hemos seguido por el robledal, precioso, el agua cae desde las lagunas y las vistas son espectaculares. Finalmente alcanzamos la primera de las lagunas, la de la Isla, los robles y el brezo se refleja en las aguas del lago. Son casi las tres de la tarde, nos quedan cuatro horas para bajar al Centro de Recepción, así que nos detenemos en la laguna para para descansar y disfrutar de la hermosura de este lugar.


   Comenzamos el descenso, primero hasta las tres cruces, cuesta trabajo caminar por las muchas pequeñas cosas que te vas encontrando en el camino, los arandanos, las flores, el musgo, los líquenes, los robles, el agua, las cascadas. Empezamos el descenso hacía el río Tablizas primero por una larga bajada en algunos tramos con agua descendiendo por el camino hasta alcanzar el Valle de Piélagos, a ambos margenes del camino se van abriendo valles por los que descienden cascadas de agua que se mezclan con el verde del musgo y de los árboles en un espectáculo increíble. Cuesta caminar, pero no por la dificultad del camino, sino por lo mucho que hay que ver y disfrutar.


    Atravesamos los valles de Bobia, Abedulín y Trabaos, siempre con el río a nuestro lado, descendiendo rápido en hermosas cascadas, el camino flanqueado por flores, alguna sea, muchas mariposas.... Seguimos sobrepasando más valles por los cuales descienden arroyos, comenzamos a cruzar puentes (recientemente arreglados), vamos bien de tiempo, no hay prisa, la retina y mi cámara compiten por retener lugares y el río y el bosque compiten entre ellos. Espectacular.


   El camino perfectamente marcado avanza por el valle siempre paralelo al río Tablizas, a ambos lados del mismo los enormes robles cubiertos del verde del musgo se reflejan en sus aguas, el río baja rápido, deslizándose por la roca, son muchas las cascadas, las pozas donde nutrias y truchas disfrutan de sus limpias aguas. Después de cruzar el último de los puentes llegamos al tramo adaptado, un camino de madera que nos lleva hasta el Centro de Recepción de Tablizas. Llegamos un poco antes de la hora, tiempo para hablar con la guarda que nos espera, durante ocho horas y media hemos estado solos recorriendo los bosques de la Reserva de Muniellos, casi veinte kilómetros de puro disfrute visual.


   Y desde la casa del Centro con el sol de la tarde iluminando el bosque de robles a mi mente se viene una preciosa canción de Queen que se titula "A kind of Magic", por Muniellos es eso, es una especie de magia, un lugar espectacular que os recomiendo visitar alguna vez, espero que os haya gustado la ruta y por supuesto la canción. Gracias.

Ficha de la ruta

Lugar de salida: Centro de Recepción 
Lugar de llegada: Centro de Recepción
Tipo de ruta: Circular
Recorrido: Tablizas - Fuencolobrera - El Pradón - El Cuernu - Lago de la Isla - 
La Vachegata - Las Peñas - Tablizas
Km. recorridos: 19,21 km.
Desnivel acumulado: 752 metros
Tiempo total ruta:  08:29 
Dificultad:  Media

Comentarios

maluferre ha dicho que…
Me encantó leerte y ver las imagenes que nos dejas, porque no conozco Muniellos y tengo ganas de ir.
Besos
MoniRevuelta ha dicho que…
Que ruta más elegante y que fotazas Carlos. Me guardo el track, te lo has currado, es un reportaje precioso. Por si acaso un dia puedo pedir esos permisos con tiempo...
Y la canción, un lujo, pura magia:)

Un abrazo!
Anónimo ha dicho que…
Mi cuñada estuvo y volvió contando dos o tres mil maravillas :) Siempre hablamos de ahí y ahora vienes tú, me pones los dientes largos y luego me dices que ya no quedan fines de semana :(

Un beso.
Margaret ha dicho que…
Thank you for a wonderful photo presentation of such a special route. It must be very popular with the hikers!
CARLOS ha dicho que…
Maluferre, Muniellos es un bosque lleno de lugares increíbles y mágico o al menos eso es lo que yo siento cuando voy allí, me gusta y lo disfruto y también el entorno, los pueblos y sus gentes. Un beso y gracias.

Moni Revuelta, el tema del permiso es un tanto complejo, pero al fin y al cabo es una reserva de la biosfera y la limitación esta en 20 personas diarias, es engorroso porque no puedes ir cuando quieres, pero... por eso es tan espectacular supongo. Me alegra que te guste la canción. Un abrazo y gracias.

Adra Sólo, bueno yo me traje una vente mil, maravillas digo, jajaa. Pero es cierto es un lugar precioso, apetecible y que seguro te gustará si vas. Yo nunca he ido en fin de semana, me gusta ir de semana, estamos solos por el bosque eso me gusta. Un beso.

Margaret, is a spectacular place, but to get there you have to ask permission as it is a biosphere reserve, a magical place. A huge hug and thank you.