TEIXOIS


   Podría empezar esta entrada contado uno de esos cuentos que las abuelas les cuentan a sus nietos en esas noches en las que la oscuridad asoma por las calles y los truenos cabalgan sobre los valles, porque el lugar que os acerco hoy es de cuento, un lugar anclado en el tiempo, un lugar donde el tiempo ha sido detenido para siempre, ese lugar se llama Teixois y es una pequeña aldea del Concejo asturiano de Taramundi. Pero sigamos con el cuento, llegamos cuando no había nadie, bueno estaba el perro, el humo, el verde de los prados, el rumor del agua y Luis, después de un buenos días me preguntó la hora, le dije que no tenía, él tampoco, para que la quería en aquel lugar, si el tiempo se había detenido, solo la necesitaba por los horarios para enseñar el Conjunto Etnográfico que se encuentra dentro de la pequeña aldea, antes me dijo, un café y me sirvió un café mientras hablábamos del tiempo, de rutas, del agua. 

   Y Luis miró a la puerta y salió y nos fue mostrando lentamente, disfrutando con cada palabra del trabajo que sus antepasados realizaron con el agua del río, empezó por molino y después de sus palabras el molino comenzó a moler y nos trajo recuerdos, recuerdos de esos días en los que acompañaba a mi abuela al molino, recuerdos. Y salió orgulloso mostrando la balsa de agua y bajo a la rueda de afilar, a la pequeña central eléctrica que dio luz a sus antepasados y aún hoy ilumina gracias al agua, de allí al batán y entramos en la fragua, el mazo, y Luis nos enseñó como se usa el agua para avivar el fuego, asombroso. Yo seguía en mis recuerdos, anclado en ese pasado no tan lejano, en esos días sin luz, de velas, de olor a harina, de agua, de cuentos de mi abuela, porque en Teixois el tiempo se ha detenido para siempre.


Pink Floyd - Time 

Comentarios

recomenzar ha dicho que…
Maravilloso tu blog donde mezclas el arte de fotos con letras
MoniRevuelta ha dicho que…
Que MARAVILLA, Carlos. Me han emocionado tus fotos y tus palabras, sólo decirte que me quedaré un rato en ese espacio del tiempo que has creado, entre el humo, los truenos fuera del hogar, el rumor del molino, el olor a leña y harina, y algún cuento que temple el alma...
Un abrazo
Cienfuegos Caleyeru ha dicho que…
Hace años que no voy, pero las dos veces que estuve, tambien estaba solo. Es una zona que nos gusta sobre manera. Taramundi y Oscos. Por igual. Por cierto, ¿teixoes?.
Un saludo
CARLOS ha dicho que…
Recomenzar, gracias por tu comentario y tu visita, me alegra que te guste. Un abrazo.

Moni Revuelta, la verdad es que cuando llegas tienes esa impresión, todo se detiene y el tiempo más, cuantos cuentos para el alma se habrán contado en esas paredes. Un abrazo.

Cienfuegos, las prisas ya sabes, allí no tienes esas historias, pero aquí todo va contrarreloj, así que escribiré mil veces Teixois, snif. Un abrazo y que razón tienes, tengo que volver.
Anónimo ha dicho que…
Conocí a Luis hace dos años :) Mis gremlisn todavía se acuerda del ruido del batán, yo iba enamorada ya de todo y de antemano porque habíamos estado el día anterior en Mazonovo...Qué recuerdos más bonitos!!!

Un beso, Carlos
CARLOS ha dicho que…
Adra Sólo, no me extraña tu enamoramiento, ese lugar es tan especial y que decir de Luis, sin reloj (como yo), para que quiere saber la hora en un lugar donde el tiempo esta detenido. Buenos recuerdos sin duda. Un beso.