EL CAMINO, EL PUENTE Y EL MOLINO


El camino antiguamente recorrido arriba y abajo por los habitantes de la cercana aldea que por el subían el maíz al molino y bajaban alegres por el ya con la molienda acabada, el camino que ahora se pierde entre las muchas hojas caídas que se han ido acumulando sobre el, han sido ya tantos los otoños que por allí no pasa nadie, el continúa serpenteando río arriba como dos enamorados, acompañándolo, disfrutando de las pequeñas cascadas, de sus pozas y remansos, y también como no de las idas y venidas de las truchas que viven en sus limpias aguas. Y se interna en el bosque, acompañado por hayas, robles, acebos y algún que otro serbal. El camino cambia con las estaciones, se tiñe de una amplia gama del espectro de los  verdes, de una multicolor gama de ocres y rojizos en otoño, de una inmensa variedad de flores en la primavera y se adormece con el calor del verano a la vez que el río casi baja seco fruto de la calor de esos días estivales. El camino que sube por el río lo cruza, y lo hace por un puente de madera, un viejo puente de madera de roble, por el que pasaban los hombres y sus mulos camino del molino, también las mujeres con la molienda, y hasta el molinero los días de crecida, y muchos niños que corriendo subían y bajaban de la aldea. Y al final, al final del camino, cerrando el valle, una enorme cascada se desprende de la montaña, por ella baja el agua que movía el molino y allí al lado de la cascada se acaba el camino. Que recuerdos me trae el camino, el puente y el molino.

Corquiéu - La Molinera

Comentarios

Conchi ha dicho que…
Hola Carlos, lo que describes del camino en las distintas estaciones del año es muy bonito ¡me ha encantado! leyéndolo parecía que estuviera allí..
Un abrazo.
Fernando Santos (Chana) ha dicho que…
Caro amigo; excelente fotografia....
Um abraço
maluferre ha dicho que…
Mi madre se crió en un molino, era un molino grande con vivienda, así que mis vacaciones de niñez las pase allí y recuerdo por la noche el sonido de los molinos moliendo.
Me encantó tu escrito.
Besines
CARLOS ha dicho que…
Priego, me alegra mucho que te guste el relato, yo lo veo así. Un abrazo.

Fernando Santos, mi querido amigo, me alegra que te guste la fotografía. Un abrazo.

Maluferre, lo primero decirte que me alegra y mucho leerte de nuevo y saber de ti, esos recuerdos de la infancia camino del molino, me alegra que te traiga tan gratos recuerdos. Un besín.